Últimas Noticias

Angel Carromero espera sentencia en Cuba tras juicio relámpago por muerte de Payá

Las autoridades cubanas emitirán una sentencia en un plazo de siete días contra el español Angel Carromero, por causar la muerte del disidente Oswaldo Payá y Harold Cepero en el choque de un auto en una autopista cercana a la oriental ciudad de Bayamo.

El dictamen se dará a conocer tras el cierre de una audiencia de rigor y la presentación de testimonios que duraron más de 12 horas. El proceso fue realizado el viernes bajo estrictas medidas de seguridad y múltiples limitaciones a la prensa extranjera, arrestos temporales y prohibiciones de último minuto.

Entre los detenidos por la policía y agentes de la Seguridad del Estado de la isla estuvieron la reconocida bloguera Yoani Sánchez y su esposo, el periodista independiente Reynaldo Escobar. Ambos fueron liberados en horas de la noche del viernes, según indicó Yoani Sánchez a través de su cuenta Twitter. “Ya fuimos liberados! Gracias a todos los que levantaron su voz y sus tweets para que lograramos regresar a casa (sic)”, escribió la bloguera.

Sánchez y su esposo habían sido detenidos cuando se dirigían hacia el tribunal provincial de Bayamo.

Carromero es un dirigente madrileño de Nuevas Generaciones, el ala juvenil del gobernante Partido Popular de España. Está acusado de homicidio imprudente. La tragedia ocurrió el pasado 22 de julio cuando el auto que conducía, un Hyundai Accent, de cuatro puertas, se salió de la carretera y chocó violentamente contra un árbol. Payá viajaba junto a Cepero en la parte posterior del auto accidentado.

En el asiento delantero iba el sueco Jens Aron Modig, jefe de la rama juvenil del Partido Demócrata Cristiano de Suecia. Carromero y Modig sólo sufrieron lesiones leves.

El juicio comenzó a las 9 a.m. con una intervención muy breve y específica del presidente del tribunal superior de Bayamo, Milson Piña Hildalgo. Luego tuvo la palabra Carromero. Finalmente intervino la fiscalía cubana y la defensa del acusado, así como ocho testigos y 13 peritos.

La prensa extranjera sólo tuvo acceso a una sala contigua para seguir el proceso. El local estaba conectado a un circuito cerrado de televisión.

Carromero se mostró profundamente afectado por las consecuencias del accidente. Sin embargo, en la audiencia negó que manejara su automóvil a exceso de velocidad, una de las principales acusaciones que presentó la fiscal Isabel Bárzaga contra el joven político español.

“Lo siento profundamente. He perdido muchas cosas en este tiempo”, afirmó Carromero. “Pero no tiene comparación con el sentimiento de dolor de las familias de Payá y Cepero”.

El primer informe oficial sobre la causa del accidente en que murió Payá, de 60 años, un respetado activista de oposición y fundador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), concluyó que el español frenó demasiado rápido. También afirmó que conducía a más de 80 kilómetros por hora. Asimismo destacó que el choque ocurrió en una sección de la carretera, de una milla de largo, que estaba en reparaciones y había sido despojada de su superficie de asfalto.

La “falta de atención de Carromero a su control del carro, el exceso de velocidad y la decisión errónea de frenar en una superficie resbaladiza fueron las causas de este trágico accidente que costó las vidas de dos seres humanos”, indicó el informe.

El viernes, Isabel Bárzaga, representante de la fiscalía, calificó a Carromero como una persona temeraria.

“No es una conducta aislada, se trata de una conducta habitual en su conducción de infractor”, añadió Bárzaga en el juicio. “La Fiscalía pide se le imponga siete años de privación de libertad, con la sanción accesoria de limitación de derechos y la suspensión de la licencia de conducción”, añadió Bárzaga.

Dorisbel Reyes, la abogada que defiende a Carromero, refutó las conclusiones de la fiscalía y los expertos sobre el presunto exceso de velocidad del vehículo. Pidió que se retiraran los cargos.

“Absuélvase a nuestro representado por falta de pruebas y estaría haciéndose justicia. Las condiciones de la vía y la señalización eran deficientes”, subrayó Reyes.

Durante su detención en Cuba, en espera del juicio, las autoridades españolas retiraron el permiso de conducir a Carromero por exceso de infracciones.

La familia de Payá indicó que no aceptará las conclusiones ni la sentencia del gobierno hasta que puedan hablar personalmente con Carromero y escuchar su versión personal, sin la presión del gobierno cubano.

Los tres hijos de Payá, Rosa María, Oswaldo José y Reynaldo Isaías, fueron impedidos de acercarse al lugar de la audiencia. Visiblemente consternados explicaron que no esperan nada del proceso judicial.

“Nos tienen aquí violando nuestro derecho a asistir a un juicio llamado oral y público”, dijo Rosa María a un grupo de corresponsales extranjeros. Insistió que dudaba que se hubiera tratado de un accidente. “Estamos pidiendo una investigación alternativa a la del gobierno, eso es lo único que nos dará la verdad”.

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Mark Toner, dijo que la ola de detenciones traduce la falta de garantías que afectan directamente las libertades individuales.

“Estamos profundamente preocupados por el uso repetido de las detenciones arbitrarias para silenciar a los críticos, interrumpir el derecho a reunión y el periodismo independiente”, indicó Toner. “Está muy claro que el estado de los derechos humanos en Cuba sigue siendo malo”.

Esta historia se complementó con servicios cablegráficos de El Nuevo Herald

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios