Últimas Noticias

Bolivia se prepara para celebrar fin del calendario maya en Isla del Sol

La mítica Isla del Sol, en el Lago Titicaca, a 3,800 m de altitud, será el viernes el punto central de las ceremonias religiosas y culturales que organiza Bolivia para celebrar el fin del calendario maya y el inicio de un nuevo tiempo.

El gobierno del presidente, Evo Morales, de origen aymara, le ha dado al evento una connotación diferente a las visiones apocalípticas del fin del mundo y convocó a una celebración por el inicio del verano y el “fin de la oscuridad”.

Se espera la llegada para las ceremonias de unas 5,000 personas, según el canciller boliviano David Choquehuanca, quien aseguró que estarán “presidentes y vicepresidentes”, aunque hasta ahora sólo se confirmó la llegada de los vicepresidentes de Nicaragua (Moisés Omar Halleslevens) y Argentina (Amado Boudou).

El gobierno boliviano organiza un acto con gran simbolismo para representar “el fin de la oscuridad y el inicio del nuevo tiempo” sobre la base de una leyenda que señala que desde la Isla del Sol emergieron Manco Kapac y su hermana y consorte Mama Ocllo para fundar en la peruana ciudad de Cusco otro gran imperio, el incaico.

“El 21 de diciembre tiene que terminar la ‘macha’ (oscuridad). Vivimos en la ‘macha’, vivimos la oscuridad, el egoísmo, el individualismo, vivimos la división. Después del 21 de diciembre, desde nuestro Lago Sagrado tenemos que proyectar la ‘pacha’, la hermandad, el amor, el comunitarismo”, dijo el canciller Choquehuanca.

En un intento de armonizar las cosmovisiones maya y aymara, sin vínculos históricos, el responsable de la diplomacia boliviana comenta que “para los mayas está llegando el fin del no tiempo y para nosotros (los andinos) están llegando los últimos días de la ‘macha’”.

Por ello, consideró, “es la hora de diseñar políticas y acciones estatales y multilaterales para cuidar a la Madre-Tierra (Pachamama), afectada por un salvaje capitalismo expoliador”, dijo.

Félix Mendoza, profesor de la Universidad estatal del Tahuantinsuyo de la ciudad de El Alto, vecina de La Paz y experto en estudios indígenas, dijo que esta celebración no tiene mucha relación con los conceptos rituales andinos.

Se trata de “una reivindicación social y política en el sentido de que los pueblos indígenas pueden reunirse, pueden hacer actividades para reivindicarse como sociedad”, consideró.

A diferencia del canciller Choquehuanca, que pronostica un nuevo tiempo, Mendoza prevé más bien la llegada de “tiempos difíciles”.

“La tierra se está sacudiendo por sí sola. No van a venir tiempos primaverales, sino tiempos difíciles en los que tenemos que cambiar las forma de hacer las cosas”, advierte. De todas maneras, siempre hay que tener una esperanza, un anhelo de tiempos mejores y eso es el Pachakuti“ dice el investigador.

La Isla del Sol tiene una extensión de 14 km2 y está próxima a Copacabana, el principal poblado católico de los Andes bolivianos, cerca de la frontera peruana.

Para las celebraciones, el gobierno boliviano hizo construir una balsa de totora (junco acuático andino) de 15 metros de longitud, que lleva el nombre de la deidad andina ”Thunupa“, que en los últimos días ha navegado por las islas del lago más alto del mundo.

La embarcación indígena transporta un ”fuego sagrado“ que contiene ”la energía de los dioses y espíritus protectores“ de los Andes. Comenzó a encenderse hace una semana en el volcán andino Thunupa, en la frontera con Chile, que según los organizadores ”contiene el espíritu“ de la deidad.

La antorcha ha sido trasladada en la balsa de totora por una docena de islas pequeñas, en la última semana, para convocar los espíritus benefactores que —según dicen— habitan en los cerros.

Los actos del viernes comenzarán en la noche del jueves con rituales de purificación, a cargo de chamanes andinos, para ”limpiar el ambiente“ con sahumerios a fin de que la celebración del fin del calendario maya y el solsticio de verano sea un éxito.

Además de los actos religiosos se anuncia un discurso del presidente Morales en la Isla del Sol.

Previamente a las celebraciones, se producirán mesas de discusión con 13 temas, con delegados de organizaciones indígenas y sindicales de varios países de la región, cuyas conclusiones también serán difundidas el viernes.

Los principales temas a tratar son: crisis del capitalismo, crisis climática, energía, respeto por la vida y el cosmos, recuperación de sabidurías ancestrales, soberanía alimentaria, integración y derecho a la comunicación.

  Comentarios