Últimas Noticias

Disidentes rechazan carta de Castro

Un numeroso grupo de activistas y opositores pacíficos en Cuba criticaron en una carta abierta las recientes declaraciones del gobernante Raúl Castro sobre política exterior. Castro dijo recientemente estar dispuesto a sentarse en una mesa de negociaciones con Estados Unidos “aunque en igualdad de condiciones”.

La carta, escrita el 31 de enero en La Habana bajo la plataforma Reunión de la Nación Cubana por la Democracia, está dirigida al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El contenido de la carta apela a un lenguaje sarcástico para rechazar los planteamientos de Castro quien sostuvo hace una semana que la isla puede entablar un diálogo con Estados Unidos pero en el marco del “respeto” al modelo de la isla.

En ese contexto los firmantes plantearon que, en el supuesto caso de que la administración Obama decidiese seguir las recomendaciones de Castro, Estados Unidos tendría que instaurar un solo partido político y suprimir las libertades individuales. También estaría obligar a rechazar cualquier espacio para la oposición y olvidarse de las necesidades del pueblo, entre otros.

“Le sugerimos (al presidente Obama), con el mayor de los respetos, discutir con los miembros de su gabinete estos aspectos y trasladarlos a las dos cámaras; ya que algunos de sus honorables miembros ven –al igual que nosotros- una posibilidad de solución a este problema que dura por más de 50 años”, indicó uno de los párrafos de la carta con sentido mordaz e irónico. “Una vez implantadas estas medidas en su país, tendrán suficiente legitimidad para conversar con el régimen cubano a niveles iguales y no habrá ningún inconveniente para levantar el embargo”.

Entre los firmantes figuran ex presos políticos como Arnaldo Ramos Lauzurique, coordinador de actividades de la Reunión de la Nación Cubana por la Democracia, y Jorge Luis García Pérez Antúnez, portavoz del Frente Nacional de Resistencia y Desobediencia Civil “Orlando Zapata Tamayo”. Otros son Martha Beatriz Roque Cabello, directora de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, y Vladimiro Roca Antúnez, del ilegal Partido Social Demócrata de Cuba.

En meses recientes la presión de la disidencia pacífica para denunciar los atropellos y la falta de garantías se ha mantenido firme a pesar de la política de cero tolerancia de las autoridades cubanas. A mediados del año pasado los opositores establecieron grupos de trabajo para impulsar una campaña de difusión en la sociedad civil de la Demanda Ciudadana por otra Cuba.

La Demanda exige a Castro que ratifique los pactos de derechos políticos y civiles de la Organización de Naciones Unidas (ONU) firmados en el 2008. Los disidentes entregaron formalmente la Demanda a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP). Entre otros puntos exige un marco legal y político para el pleno debate de ideas y soluciones a la crisis interna.

  Comentarios