Últimas Noticias

Cuba estrena la internet más cara del mundo

La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) habilitó el martes decenas de cabinas públicas de internet y computadoras con mayor velocidad de conexión aunque con tarifas tan elevadas que siguen estando fuera del alcance de los bolsillos de la mayoría de sus ciudadanos.

La inauguración de los nuevos puntos de internet no provocó una afluencia masiva ni largas colas para acceder a las cabinas debido a los precios, según opositores y periodistas independientes consultados por El Nuevo Herald.

Los pagos por el servicio deben abonarse en moneda convertible (CUC), requerido en innumerables establecimientos y transacciones. La tarifa por una hora de internet es de 4.50 CUC. El cambio oficial es de $1 por un CUC.

“Esos precios son excesivamente altos”, dijo Magaly Norvis Otero, directora ejecutiva del Centro de Información Hablemos Press, radicada en La Habana. “Un trabajador cualquiera que gana en promedio casi $20 mensual de salario, no puede darse el lujo de gastar ese dinero en una hora”.

Las autoridades cubanas han dicho que la tarifa se debe a que la plataforma de conexión, mediante cable de fibra óptica, no es gratuita y requiere inversión. El cable Cuba-Venezuela, de aproximadamente 1,000 millas, ha estado funcionando desde agosto del 2012, aunque inicialmente llevando el tráfico de voz de las llamadas telefónicas internacionales.

La llamada “ampliación” del servicio de conexión a redes y plataformas virtuales con la inauguración de 118 cabinas públicas coincidió con una mayor fluidez para acceder a páginas que eran consistentemente bloqueadas por el gobierno de la isla, tales como El Nuevo Herald, y los portales digitales Voces Cubanas y Desde Cuba, que albergan a alrededor de 40 blogueros cubanos independientes y de oposición, entre ellos Yoani Sánchez, fundadora de Generación Y, y su esposo, el escritor Reinaldo Escobar.

También se podía acceder sin mayor demora a las plataformas del canal estadounidense CNN y The Washington Post, así como a los diarios españoles El País y El Mundo.

La bloguera y su esposo usaron la internet de un servidor abierto al público en la zona habanera de El Vedado. Sánchez revisó su propio blog, Generación Y. Como siempre, los tweets de Sánchez cubrieron su rango habitual de reportes mordaces y reveladores.

“A pesar de altos precios, letra chica en el contrato e imposibilidad de acceso doméstico, hay que ocupar estas pequeñas grietas en el muro”, escribió Sánchez, de 37 años. “El precio de 1 hora de #Internet sigue siendo exorbitante: 5USD en un país donde salario medio mensual es de 17USD”.

ETECSA inauguró las cabinas públicas “especialmente en las cabeceras provinciales”. El servicio, sin embargo, no garantiza la privacidad de la información que podrían enviar o recibir los usuarios en sus correos electrónicos. Tampoco están permitidas actividades, usos o plataformas que atenten contra el orden establecido, según un reciente comunicado del Ministerio de Comunicaciones cubano.

“No usar el servicio para realizar acciones que puedan considerarse por ETECSA o por las autoridades administrativas y judiciales competentes, como dañinas o perjudiciales para la seguridad pública, la integridad, la economía, la independencia y la soberanía nacional”, puntualizó el comunicado. “Actuar con total respeto a la legislación vigente”, señaló.

La mayoría de los cubanos no puede acceder a internet en sus hogares. La conexión individualizada de la red cubana está restringida a las entidades oficiales e instituciones educativas y culturales bajo supervisión.

El tema sobre las regulaciones gubernamentales fue abordado hace un mes por Miguel Díaz-Canel, número dos del gobierno cubano y primer vicepresidente del Consejo de Estado. Díaz-Canel calificó de “quimera imposible” prohibir la circulación de noticias cuando estas pueden llegar a la opinión pública a través de redes sociales y páginas en internet, explicó.

“Hoy las noticias de todos lados, las que son buenas y las que son malas, las que están manipuladas y las que son verdades, las que están a medias, circulan por las redes”, sostuvo Díaz-Canel. “Llegan a las personas, las gentes las conocen y lo peor es el silencio”.

Actualmente en la isla opera la llamada red de conexión Nauta (intranet). Para acceder a correos internacionales y sitios electrónicos conectados a este servicio, los usuarios están obligados a pagar 1.50 CUC por hora. En el caso de internet y otras herramientas vinculadas, el precio se triplica.

En ese contexto Escobar, dijo que en la cabina telefónica de El Vedado no había gente esperando ni tiempo de espera. Agregó también que había firmado un contrato para navegar en internet, uno de los tres servicios disponibles. En la cabina le informaron de que la velocidad de conexión es de 2 megabytes.

“Habrá que seguir probando sitios más específicos, aunque 2 megabytes es bastante rápido teniendo en cuenta que antes era solo 60 kilobytes”, indicó Escobar en una entrevista telefónica a El Nuevo Herald. “Ahora tenemos una lista de prioridades y páginas que iremos tratando de abrir. Hoy fue una experiencia relámpago, pero lógicamente habrá que seguir avanzando en este asunto sobre la libertad en internet”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios