Últimas Noticias

Cuba y Venezuela trazan nuevos acuerdos de cooperación

Los gobiernos de Cuba y Venezuela acordaron trazar un memorando de entendimiento para delinear objetivos bilaterales a mediano y largo plazo con el propósito de seguir afianzando sus lazos.

La consolidación de nuevos acuerdos y proyectos de desarrollo son una necesidad de primer orden para las autoridades cubanas, en el poder hace más de 50 años. Cuba encara una profunda crisis económica interna así como escasez de productos y falta de oportunidades laborales.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha defendido los estrechos vínculos de su gobierno con Cuba a pesar de la alta inflación y desabastecimiento que afectan a los propios venezolanos.

Cuba paga un porcentaje de la factura con alrededor de 45,000 cubanos que impulsan en Venezuela “planes sociales y humanitarios”. La ayuda se canaliza principalmente con médicos, maestros y otros especialistas.

Estos “servicios” son retribuidos, en parte, con el envío de 100,000 barriles diarios de crudo a la isla. Esa cantidad de barriles representan aproximadamente $3,200 millones al año. El resto de la factura es anotada como deuda, principalmente al monopolio petrolero venezolano PDVSA, que en estos momentos pasa de los $8,000 millones, según expertos familiarizados con el tema.

“La parte cubana hará entrega a la parte venezolana de un proyecto de agenda económica bilateral que contiene los lineamientos generales para el fortalecimiento de las relaciones económicas y sociales en áreas estratégicas de ambos países, para el período 2013-2019”, señaló unos de los párrafos del memorando de entendimiento. “La parte venezolana evaluará el proyecto de agenda económica bilateral y trasladará sus consideraciones a la parte cubana”.

El documento fue firmado esta semana en La Habana por el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera cubano, Rodrigo Malmierca, y el ministro de Petróleo venezolano, Rafael Ramírez.

Un recorte de la ayuda venezolana podría precipitar rápidamente un mayor deterioro de la economía de la isla y ahondar aún más la crisis en el sector rural, uno de los más afectados por la falta de recursos e inversión.

Cuba debió importar $1,600 millones de productos agrícolas precisamente cuando el gobernante cubano Raúl Castro trataba de darle mayor impulso a su paquete de reformas económicas.

Las reformas se pusieron en marcha para actualizar el agotado modelo económico de corte soviético. Una de sus primeras medidas fue ampliar el trabajo privado o por cuenta propia. Actualmente alrededor de 400,000 cubanos se ganan la vida en diversos oficios y negocios privados, en un país de 11.1 millones de habitantes.

Sin embargo, el gobierno cubano continúa siendo el gran empleador en la isla comunista, con más de 4 millones de trabajadores. Castro también autorizó en diciembre del 2012 las cooperativas urbanas de producción y servicios, que históricamente sólo estaban permitidas a las cooperativas agrícolas.

La oposición cubana han calificado las reformas de “cosméticas” al tiempo que economistas independientes en la isla dicen que no mejorarán la pobreza y escasez de productos.

“Cuba está necesitada de una inyección de inversiones extranjeras que actualmente no tenemos”, dijo Martha Beatriz Roque, directora de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, en La Habana. “Si no hay inversiones ni crédito entonces indiscutiblemente esto no va a mejorar”.

  Comentarios