Últimas Noticias

Las remesas son el motor de la economía cubana

El envío de remesas a la isla en el 2012 superó ampliamente los ingresos de los principales rubros de la economía cubana al tiempo que se consolidó como el soporte de mayor envergadura del mercado minorista, según una investigación de un grupo de análisis, radicado en Miami.

El estudio llamado “Remesas a Cuba: el motor más potente de la economía cubana” fue realizado por la firma The Havana Consulting Group. Concluyó que en el año 2012 los envíos en efectivo alcanzaron $2,605 millones. La cifra representa un incremento de más de 13 por ciento en comparación con el año anterior, de casi $2,300 millones.

“Hoy las remesas a la isla llegan al 62 por ciento de los hogares cubanos, soportan casi el 90 por ciento del mercado minorista y permiten que sean empleadas decenas de miles de personas”, indicó el estudio.

La marcada tendencia al alza en las remesas de dinero ha sido también un denominador común en los envíos de bienes (electrodomésticos, ropa y artículos de consumo, entre otros) que hacen los cubanos en el exterior a sus familiares o amigos en la isla. La ayuda en este rubro alcanzó $2,500 millones en el 2012, de acuerdo con el análisis. Ambas categorías (dinero y bienes) superaron en conjunto $5,105 millones.

“Las remesas dejaron atrás a la poderosa industria azucarera ($391 millones), —la cual para 1993 entraba en su fase de mayor desastre, del cual todavía está en declive—, superan en volumen y en rendimiento al turismo ($2,613 millones), dan más dinero que la exportación de níquel ($1,413 millones) y los medicamentos producidos por la industria biotecnológica cubana ($500 millones)”, precisó el estudio. “Esto es sin descontar los costos de cada rubro, lo que haría una diferencia notablemente mayor”, agregó.

La inyección de remesas ha sido un poderoso sostén para la economía de la isla, prácticamente estancada y con altos niveles de desempleo. Pero es ahora que su protagonismo se ha fortalecido por el deterioro de la situación interna, según expertos familiarizados con el tema.

En octubre del 2010, la asfixiante crisis cubana obligó al gobierno de Raúl Castro a poner en marcha reformas de mercado y otras iniciativas de emergencia. Las reformas, que una buena parte de la oposición califica de “insuficientes” y “cosméticas”, incluyen una mayor participación de la inversión extranjera, el trabajo por cuenta propia y servicios en decenas de categorías laborales.

En ese contexto, el estudio subrayó el hecho de que el impulso en las remesas también se ha visto favorecido bajo la administración del presidente Barack Obama. Durante su primer mandato Obama levantó casi todos los límites a los viajes de los cubanoamericanos y las remesas a la isla, al tiempo que flexibilizó los intercambios religiosos, culturales y educativos.

“Sin lugar a dudas, la entrada del presidente Barack Obama a la Casa Blanca ha influenciado directamente en el incremento que han tenido los envíos de remesas en los últimos cuatro años a la isla, alcanzando un valor de casi $1,000 millones de incremento en tan poco tiempo”, precisó el informe de The Havana Consulting Group.

Los alcances del estudio destacaron que las remesas en efectivo del 2012 superaron “en una proporción de 3 a 1” a los salarios que paga el gobierno a los aproximadamente 4 millones de trabajadores que dependen del sector público. Oficialmente, el salario promedio en Cuba es 455 pesos mensuales, es decir, $19.

“Si a este valor le sumamos las remesas que llegan en especie, la proporción entonces sería de 5.5 a 1, una diferencia descomunal”, explicó el informe.

Otro punto que ha favorecido el aumento de remesas está vinculado estrechamente al flujo migratorio de los cubanos hacia el exterior, agregó el informe. El flujo se ha mantenido en 47,000 emigrados anuales, casi medio millón en la última década.

“Mientras tanto, ya se dibuja en el horizonte que la emigración cubana es un elemento de mucho peso en el desarrollo de la sociedad cubana actual y sin dudas va a jugar un papel transformador de primer orden en el futuro del país, gústele a quien le guste y pésele a quien le pese en ambas orillas”, concluyó el informe.

Emilio Morales, presidente de The Havana Consulting Group, dijo que los resultados sobre el volumen de las remesas hacen a un lado los cuestionamientos de orden político y las críticas de los partidarios de las restricciones, quienes alegan que los viajes y las remesas implican enviar más dinero a las arcas del gobierno comunista de Cuba.

“Los nuevos emigrados son personas con características completamente distintas en la relación familiar a los que vinieron en las primeras oleadas de cubanos”, sostuvo Morales en una entrevista telefónica con El Nuevo Herald. “Es otro modo de vivir y otra forma de ver la vida”.

Morales dijo que su estudio no tomó en cuenta las cifras del gobierno cubano sobre el volumen de divisas que dejan los servicios de más de 40,000 profesionales de la isla, fundamentalmente médicos, en 69 países.

Cuba asegura que la exportación de servicios profesionales es su mayor “fuente” de divisas del país ya que le generan unos $6,000 millones anuales.

“Esas cifras no las creo, no corresponden a eso sino a muchas cosas que vienen juntas”, explicó Morales, economista y ex jefe de planeación estratégica de mercadotecnia en la corporación estatal cubana CIMEX. “Si sacamos la cuenta de $6,000 millones y lo dividimos con los 40,000 cubanos que hay en Venezuela, significaría entonces que cada uno está ganando $150,000. Eso es imposible”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios