Últimas Noticias

Una ola de argentinos se asienta en Key Biscayne

El español se ha hablado durante décadas en Key Biscayne, donde los inmigrantes de diversos países le dan su particular tonalidad en una mezcla de acentos que reflejan las diferentes nacionalidades.

Pero hoy en día, los que hablan español en Key Biscayne son en su mayoría argentinos, principalmente con el distintivo acento porteño de la capital federal: Buenos Aires.

De hecho, los propios argentinos dicen que estar en Key Biscayne es como estar en un barrio bonaerense.

“Muy porteño”, dijo Carlos Roldán, nacido en la ciudad argentina de Mendoza y que hoy trabaja en Nahuen, uno de los bistros argentinos de Key Biscayne. Se refería al acento escuchado en Buenos Aires, una ciudad portuaria a la orilla del río de la Plata.

Una nueva emigración argentina esta llegando al sur de Florida, gente mayormente con recursos o empleos bien remunerados en la banca o la industria de la publicidad o del entretenimiento. Un gran número de los recién llegados ha comprado o alquilado propiedades en Key Biscayne, según agentes de bienes raíces y funcionarios de la isla.

Franklin Caplan, el alcalde de Key Biscayne, dice que el aumento de los inmigrantes argentinos está vinculado a un proyecto de condominios que actualmente se construyen en el sitio donde antiguamente se levantaba el hotel Sonesta Beach.

“Los argentinos están comprando propiedades ahí”, dijo Caplan.

Un artículo reciente en el diario La Nación señaló el interés renovado en Miami por parte de los argentinos.

“Miami ha vuelto a ser un imán para los argentinos”, indicaba el artículo del periodista Javier Navia.

Según Navia, los nuevos inmigrantes argentinos son más jóvenes, mejor educados y con más dinero que los llegados en emigraciones anteriores. También se sienten atraídos por Miami, no solo por la playa, el clima tropical y los grandes centros comerciales, sino por el creciente ambiente artístico y cultural.

Aunque los nuevos inmigrantes argentinos se están instalando en todo el sur de Florida, la concentración más evidente esta en Key Biscayne, una isla frente a la costa de Miami, que es una comunidad mayormente residencial vinculada al continente a través del largo Viaducto Rickenbacker.

Lo que precisamente desencadenó la nueva emigración argentina es asunto de especulación. Algunos diplomáticos argentinos en Miami dicen que la actual oleada de argentinos es el resultado de ofertas de propiedad por agentes de bienes raíces así como la disponibilidad de programas de visas de inversionista en virtud de las cuales los extranjeros que invierten entre $500,000 y $1 millón pueden obtener residencia condicional.

Pero los nuevos inmigrantes argentinos dicen que se han reubicado en el sur de la Florida debido al aumento de la delincuencia en los principales centros urbanos de Argentina, así como las crecientes restricciones gubernamentales sobre las transacciones en dólares.

Una advertencia en el sitio web del Departamento de Estado de Estados Unidos dice que el crimen violento está aumentando en algunos barrios de Buenos Aires y que los “secuestros express” se han vuelto más comunes en algunas zonas urbanas.

En los “secuestros express”, las víctimas son levantadas en las calles y obligadas a punta de pistola a retirar dinero de cajeros automáticos.

Media docena de argentinos entrevistados en Key Biscayne esta semana dijeron que la creciente inseguridad en Buenos Aires y otras ciudades argentinas son una de las principales razones de la nueva emigración. Todos dijeron que escogieron Key Biscayne para establecerse por considerarlo más seguro que otras zonas del sur de la Florida.

Malena Cornejo, una argentina que vive en Key Biscayne con su familia, dijo que la isla le recuerda los llamados “countrys” o comunidades cerradas en Buenos Aires, donde la seguridad es primordial.

Para Cesar Fauve, que se trasladó a Key Biscayne hace más de un año, la inseguridad, junto con los problemas políticos y económicos en Argentina, están impulsando el nuevo éxodo.

“En el ultimo año y medio es que han venido muchísimos argentinos”, dijo Fauve. “La situación en Argentina esta bien complicada. La libertad de expresión la están cortando, no puedes cambiar dólares. También hay muchísimos robos, inseguridad”.

Fauve ha estado viviendo en el sur de la Florida durante 23 años y ha sido testigo de las diferentes migraciones argentinas en los últimos años.

“Cuando vine éramos una raza especial”, señaló, en tono de broma. “Antes te decían ‘¡Oh, argentino!’ como novedad, y ahora te dicen ¡Oh, otro argentino más’ ” .

Roldán, que trabaja en Nahuen, dijo que llegó en el 2005 y eligió Key Biscayne debido a su trabajo, la playa y la abundancia de argentinos.

“Muchísimos argentinos aquí en Key Biscayne”, dijo Roldán. “Es impresionante. Viviendo acá, caminando por acá, comiendo una pizza, prevalece el acento argentino”.

Cornejo, que ha estado viviendo en Key Biscayne durante cinco años, estuvo de acuerdo en la creciente presencia argentina en la isla.

“La seguridad, personal y humana, es el factor principal”, dijo Cornejo. “Es muy familiar. Es seguro. Los chicos pueden estar tranquilos, andando en bicicleta, una casa de amigos. Muy latino y muy argentino”..

Mientras que muchos argentinos vienen a Miami por las mismas razones que otros latinoamericanos lo hacen, para ir de compras, ir a la playa o hacer un viaje adicional a Orlando, muchos de los nuevos inmigrantes argentinos están aquí debido a los eventos culturales, según La Nación.

“El mar sigue estando donde estaba y, que nadie desespere, también los enormes malls”, escribió Navia en La Nación. “Todo el año pasan cosas, Como la Basel, la muestra de arte contemporáneo más grande del mundo, o el Festival Ultra, el mas importante de música electrónica”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios