Últimas Noticias

Remesas, válvula de escape para Castro

Los cubanos radicados en el exterior enviaron a la isla en el 2013 más de $3,500 millones en “remesas en especie”, según una investigación realizada por The Havana Consulting Group.

La entidad analizó las “tres formas” de enviar mercancías a familiares y amigos en la isla: la directa, mediante pasajeros; a través de las agencias y la que se produce por compras virtuales en internet.

El 54.37 por ciento del valor total de la mercancía que llegó a los cubanos se corresponde con envíos a través de pasajeros. El 42.78 por ciento mediante agencias y un 2.85 por ciento a través de compras en tiendas virtuales canadienses, españolas y cubanas.

El grupo dijo que, para estimar el valor de la mercancía enviada, aplicó una Guía de Observación en el Aeropuerto Internacional de Miami, entre el 1ro de mayo y el 7 de septiembre del 2013, con una muestra aleatoria de 1,154 pasajeros escogidos al azar.

También realizó entrevistas de profundidad a 34 pasajeros (muestra aleatoria) que accedieron a revelar el costo y el contenido de la mercancía que llevaban consigo en su equipaje.

La muestra aplicada para la Guía de Observación tuvo una confiabilidad del 95 por ciento y un máximo error del 2.8 por ciento.

Por su parte, los investigadores consideran que el negocio de envío de paquetes “tuvo su mejor año en el 2013”.

Los expertos entrevistados, vinculados a las agencias, expresaron que de forma general se envían 2,500 libras de productos semanales como promedio hacia la isla.

De la cantidad, el 70 por ciento corresponde a productos duraderos como electrodomésticos (principalmente televisores y equipos de música), computadoras, plantas eléctricas, herramientas para la construcción y mecánica, compresores de aire, aires acondicionados, colchones, bicicletas, motos eléctricas, cocinas industriales y lavadoras.

El otro 30 por ciento corresponde a productos no duraderos, como ropa, alimentos y medicamentos.

The Havana Consulting Group afirma que los envíos a través de agencias abastecen a cientos de negocios privados autorizados por el gobierno.

"La falta de un mercado mayorista ha convertido esta ruta en un mercado mayorista a distancia", indica el informe.

La investigación concluye que “las drásticas medidas tomadas por el gobierno cubano para contrarrestar el empuje de este descomunal movimiento de mercancías al país, no han tenido el efecto deseado”.

Y pide a las autoridades que permitan, “de forma oficial”, que los ciudadanos puedan operar pequeñas y medianas empresas "para importar productos y venderlos en el mercado minorista".

Señalaron que Cuba “no solo necesita grandes inversiones”, sino también "un cambio dinámico en su economía minorista".

“El desarrollo verdadero empresarial privado es imprescindible, es una forma también de poder atraer el capital y el crédito y despertar el espíritu inversionista desde el exterior”, dice la investigación.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios