Últimas Noticias

EN NUESTRA OPINION: Un veredicto para Cielito Lindo

El edificio del tribunal del condado Miami-Dade, en el downtown de Miami, tiene graves problemas: el agua se acumula al pie de muchas columnas y moja pisos y paredes, las grietas en las fachadas son visibles, muchos archivos están oxidados, hay corrosión en tuberías y vigas, las termitas han invadido el inmueble, y el moho aparece por todas partes. Y encima el espacio es inadecuado: hay 23 salas para 41 jueces, una verdadera injusticia.

Los funcionarios del tribunal quieren llamar la atención sobre el lastimoso estado del viejo edificio, conocido como Cielito Lindo entre los exiliados cubanos, y ganar el apoyo del público para construir uno nuevo.

Como explicaron la jueza principal Bertila Soto y la jueza Jennifer Bailey, magistrada administrativa de la división civil del circuito, en una reunión con el Herald, el condado es el dueño del inmueble y el tribunal es un inquilino. Por eso lo primero que hicieron los representantes del tribunal fue acudir al condado para que costeara un edificio nuevo, pero el alcalde Carlos Giménez dijo que no había dinero. Luego buscaron cobrar más por las multas de estacionamiento, subir los cargos por acudir al tribunal y un aumento del impuesto a las ventas. Pero no tuvieron éxito, por lo cual ahora ensayan una nueva estrategia.

Este miércoles, representantes del tribunal pedirán a la Comisión del Condado que incluya en la boleta de noviembre una pregunta: ¿los propietarios de Miami-Dade están dispuestos a pagar $18 adicionales al año en impuestos a la propiedad por una emisión de bonos para costear la construcción de un tribunal nuevo?

La pregunta es delicada, porque las emisiones de bonos en Miami-Dade suelen basarse en alzas al impuesto a la propiedad, y los dueños en el condado ya encaran la emisión de bonos para la renovación del Jackson Memorial Hospital y también la de la renovación física de las escuelas públicas, aprobada en noviembre del 2012. Pero Cielito Lindo ya sufre el deterioro de los años, y el tribunal no puede seguir funcionando en las condiciones actuales.

La Comisión de Miami-Dade debe permitir a los votantes que decidan en noviembre si aceptan una emisión de bonos que costee la construcción de un edificio nuevo para el tribunal. Los votantes son los que deben dar el veredicto.

  Comentarios