Últimas Noticias

Presidente de Ecuador cree que ELN no ha aceptado abandonar la violencia

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno
El presidente de Ecuador, Lenín Moreno AFP/Getty Images

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, dijo el lunes que la salida del país de los delegados de la guerrilla del ELN, tras la retirada de Ecuador como garante y anfitrión de los diálogos de paz con el Gobierno de Colombia, sugiere que ellos no han aceptado su propuesta para abandonar las actividades violentas.

“Creo que ha transcurrido un tiempo suficiente como para que el grupo guerrillero dé una clara señal de su deseo de firmar la paz, deteniendo actividades violentas como explosiones y secuestros… No lo han hecho”, afirmó Moreno en su habitual programa de radio y televisión de los lunes.

No obstante, dijo que si los delegados del ELN que se encontraban en Quito para un nuevo ciclo de conversaciones, han decidido abandonar Ecuador, ello sugiere que no quieren comprometerse a cesar los actos violentos. “Si los delegados al diálogo decidieron dejar Ecuador, entiendo que no quisieron comprometerse a ello”, comentó Moreno, quien insistió en que su país no será garante ni anfitrión mientras el ELN siga “organizando actos violentos, que para nosotros son absolutamente inaceptables”.

Recordó que Ecuador ha “colaborado activamente” con el Gobierno colombiano para que el proceso de paz “llegue a buen término” y remarcó que Quito ha sido sede de esas conversaciones desde febrero de 2017. Sin embargo, recordó que su país ha registrado en las últimas semanas episodios de violencia en la zona fronteriza con Colombia, por la operación de grupos ilegales armados ligados a bandas de narcotráfico, que provienen de territorio colombiano.

Ecuador ha sido sacudido por el asesinato de un equipo de prensa integrado por tres personas, la muerte de cuatro soldados y el secuestro de dos ciudadanos, todos atribuidos a un grupo armado liderado por alias “Guacho”, identificado como un disidente de la exguerrilla de las FARC.

Por ello, dijo Moreno, su Gobierno ha decidido reforzar la vigilancia y control en la frontera con Colombia, donde ha dirigido al mejor personal de las fuerzas del orden y los recursos necesarios, con el objetivo de “garantizar la paz” en la zona.

  Comentarios