Últimas Noticias

La reforma de la Constitución, un proyecto sin futuro en Panamá a corto plazo

Los candidatos presidenciales por el opositor partido Cambio Democrático (CD), Rómulo Roux (i), y por el gobernante Partido Panameñista, José Isabel Blandón (d), participan en un acto, en la sede de la cúpula empresarial CCIAP este jueves 31 de enero del 2019, en Ciudad de Panamá (Panamá). Los empresarios panameños entregaron este jueves a los candidatos presidenciales una serie de propuestas en materia de educación, sanidad, institucionalidad y economía para que sean incluidas en su oferta electoral, de cara a los próximos comicios generales de mayo. (EFE / Bienvenido Velasco)
Los candidatos presidenciales por el opositor partido Cambio Democrático (CD), Rómulo Roux (i), y por el gobernante Partido Panameñista, José Isabel Blandón (d), participan en un acto, en la sede de la cúpula empresarial CCIAP este jueves 31 de enero del 2019, en Ciudad de Panamá (Panamá). Los empresarios panameños entregaron este jueves a los candidatos presidenciales una serie de propuestas en materia de educación, sanidad, institucionalidad y economía para que sean incluidas en su oferta electoral, de cara a los próximos comicios generales de mayo. (EFE / Bienvenido Velasco) EFE

La reforma de la Constitución es un debate que ha sido recurrente en Panamá en los últimos años, pero que tiene pocas posibilidades de llevarse a cabo a corto plazo dado la cercanía de las próximas elecciones generales y el enfrentamiento abierto entre los principales partidos, dijeron expertos a Efe.

El Gobierno panameño presentó hace dos semanas en el Parlamento un proyecto de ley que busca celebrar de manera paralela a los comicios del próximo 5 de mayo una consulta sobre reformas constitucionales, que no tiene ningún viso de prosperar dado el rechazo de la mayoría parlamentaria.

El abogado y experto constitucionalista Ernesto Cedeño dijo a Efe que la iniciativa legislativa es “inoportuna”, pues apenas quedan tres meses para las elecciones, y animó a los candidatos presidenciales a incluir la reforma constitucional en sus programas electorales.

“Ese proyecto de ley no tiene ningún futuro. El Partido Revolucionario Democrático (PRD) y Cambio Democrático (CD) -las principales fuerzas de la oposición- ya han dicho que no le van a dar el espaldarazo”, apuntó.

Cedeño, quien cree que la reforma de la carta magna es necesaria para darle más independencia al poder judicial, piensa que el Ejecutivo presentó la propuesta legislativa para poder decir que “ha cumplido” con una de las principales promesas electorales del presidente, Juan Carlos Varela, en el poder desde 2014.

El proyecto de ley, que debe ser aprobado en tres debates parlamentarios, persigue incluir una nueva papeleta en los comicios de mayo, en la que se plantearían dos preguntas a la ciudadanía: una sobre si quiere que se hagan cambios en la Constitución y otra si desea que esos cambios sean a través de una Constituyente Paralela.

La Constitución panameña, que se redactó en 1972 durante la dictadura militar y se ha modificado varias veces desde entonces, establece en su artículo 314 que la Asamblea Constituyente debe ser convocada por el Tribunal Electoral a petición de la Asamblea Nacional o tras una consulta popular.

El expresidente del Colegio Nacional de Abogados, Juan Carlos Araúz, indicó por su parte que la oposición va a rechazar el proyecto de ley por la forma y el momento en que ha sido presentado y no porque considere que no hace falta una reforma constitucional.

Para Araúz, se trata de “un reclamo social que necesita una respuesta” y la oposición es igual de “responsable” que el Gobierno de no haber discutido los cambios constitucionales antes.

“Hay que recordar que Varela contó durante sus primeros años con el apoyo de la oposición y casi no tenía resistencias parlamentarias. La oposición se lo podía haber exigido y la transformación del Estado se podía haber ejecutado”, agregó.

El presidente de la Comisión de Gobierno, el diputado del PRD Rubén De León, calificó el jueves como “totalmente inconsciente” la presentación del propuesta de la quinta papeleta, y opinó que pareciera que lo que busca el gobierno es decir que cumplió para después evadir su responsabilidad diciendo que fue rechazado.

“Yo creo, al igual que muchos panameños, que ésta es una idea traída de los cabellos de un gobierno que esta a cinco meses de dejar el poder, y pretende dejar un panorama complicado a la próxima administración”, destacó De León en una nota de prensa de la bancada parlamentaria del PRD, mayoritaria con 26 de los 71 escaños de la Asamblea Nacional.

Varela ha dicho que relegó el tema de la reforma constitucional para concentrar los esfuerzos del Gobierno en el saneamiento de la administración pública.

El Gobierno habló en el 2018 de impulsar reformas en la composición de la Asamblea Nacional y al sistema de elección de los jueces del Supremo a través de los cambios constitucionales.

De acuerdo con el presidente Varela, Panamá necesita “un nuevo orden constitucional a efecto de lograr los cambios fundamentales que la sociedad viene reclamando y que resultarían en la modernización de las instituciones del Estado y el fortalecimiento de la joven democracia” del país.

  Comentarios