Artes y Letras

Adler Guerrier: entre lo rural y lo urbano en exposición en Miami

Vista general de la exhibición de Adler Guerrier en David Castillo Gallery.
Vista general de la exhibición de Adler Guerrier en David Castillo Gallery. David Castillo Gallery

La obra de Adler Guerrier (Port-au-Prince, Haití, 1975) se ha consolidado visiblemente en los últimos años como uno de los creadores más destacados, tanto en el circuito artístico de la ciudad de Miami, como nacional. En este sentido ha desarrollado una actividad expositiva intensa realizando muestras personales y colectivas en importantes instituciones artísticas. Ejemplo de ello son, entre otras, las exposiciones individuales: Adler Guerrier: Formulating a Plot, Pérez Art Museum Miami, (2014) y Descolonizing the ‘Cold’ War, Africanvenir, Berlín, Germany, (2013).

Tanto estas exposiciones como la actual Deployed, Conditional, and Limited Utopia en David Castillo, Miami (2017) muestran, con distintos acentos, el marcado interés de Guerrier por cartografiar las iconografías, los ambientes y las atmósferas tan dispares del habitar en Miami. Por captar y desvelar los entramados geopolíticos y culturales que protagonizan el trazado, la arquitectura y ordenamientos urbanísticos de esta ciudad. Y ha expresado estas problemáticas a través de diferentes medios como la escultura, marcadamente objetual, el video, la instalación y la fotografía.

La muestra Deployed, Conditional (…) articulas claramente dos tipos de obras. Por un lado están las obras en papel y, por el otro, las fotografías de, entre otras, la serie Untitled (Enveloped in newly deployed conditions), 2017. En las obras en papel, Guerrier experimenta con técnicas de impresión como la serigrafía o el empleo de plantillas. Y sobre estas superficies trabaja collage, la pintura, el grafito y relaciona diferentes tipos de pigmentos. Obras como, por ejemplo, Untitled (Sketch nodal form), 2015-17 Untitled (Poinciana impression), 2017 y Untitled (Place marked with an impulse, found to be held within the fold), 2017, asumen esta intención de superponer procesos o mecanismo de obtención de imágenes. Creando en la superficie de estas obras, en la piel de la imagen un rico entrecruzamiento de texturas y matrices de imágenes fragmentadas. Imágenes que comportan un abigarramiento visual, a veces excesivo, de apariencia abstracto expresionista. Este grupo de obras atrapan formas en muchos casos de movimiento convulsos, que discurren en una estela de permanente transitoriedad. Obras cuyos títulos aluden lo mismo a territorios que a lugares o espacios urbanos, como también a la flora, el mar, a los colores y la luz.

En la exposición, estas obras en papel guardan distancia formal y contrastan visualmente respecto a la serie de fotografías Untitled (Enveloped in newly deployed conditions), 2017. De hecho, tal parece que se transitara por dos exposiciones distintas, sin transición conceptual definida, aunque sí suturadas ambas por esa reflexión amplia de Guerrier que, en este caso a partir del eco sistema de plantas, gravita en torno al habitar socio cultural de Miami.

Si las obras en papel discurren en clave de lenguaje abstracto expresionista, las fotografías se inscriben, en cambio, dentro de un franco realismo. Son fotos en mediano formato que captan la vegetación, el intenso paisaje de plantas y floras subtropicales bañadas por esa luz impenitente propia de latitudes altas, que Guerrier filtra logrando distintos efectos contrastados de luces y colores. Fotografías que desprenden cierto carácter ilustrativo e informativo de los libros de botánica escolar. Vegetación y floras captadas en los arranques, lanzadas en su verdor hacia arriba y pletóricas de ser la conjunción entre la tierra y el cielo. Son fotos que nos ‘siembran’ en los ambientes subtropicales de las islas caribeñas, a su luz y colorido. Ambientes y clima que esas islas comparten con un territorio como el que ocupa Miami. Comparten temperatura y luz, humedad y calor, flora y fauna, del mismo modo que comparten, vientos y lluvias y, también, los huracanes que arrasan de manera cíclica y parecen purgar naturalmente sus zonas urbanas y rurales.

En Miami se produce esa fusión trepidante e instantánea que se da en un paisaje a medio camino entre el mundo de la ruralidad y lo urbano, conviviendo ambos in situ. Una fusión entre, de un lado, la arquitectura higth tech, el lujo asiático, y superficie de hormigón imponente. Del otro, hogares ruinosos, vidas de quita y pon, depauperación urbana y una maravillosa constelación de áreas verdes, lagos y canales. Son esos contrastes, son esas magnitudes de mundos y percepciones contrapuestas, lo que envuelve a Miami en esa aura de subrreal, en ese exotismo de utopía soporífero que tanto emborracha de sensualidad al turismo.

Repasando las fotos de la serie Untitled (Enveloped in newly deployed conditions) saturada de vegetación se tiene la sensación de estar en unas de esas islas paradisíacas bañada por el Caribe, aunque nos hallemos en territorio continental. La exposición Deployed, Conditional, and Limited Utopia, nos trasladan de alguna manera al imaginario de la isla, (recordemos que Miami tiene islas) que ha dado cuerpo, desde los inicios de la modernidad, a las imágenes de la utopía. No olvidemos que las utopías nacen siempre en las islas. Tomas Moro y Francis Bacon, isleños ellos mismos, imaginaron el mejor de los mundos aislado de toda la realidad continental que su época les imponía. Lo cual nos dice dos cosas: Por un lado, las islas son el lugar privilegiado para imaginar utopías, los isleños son los seres más propensos a imaginar ese lugar ejemplar y a la vez alejado, de un modo irreparable, de todo lo conocido. Por otro, las islas son un lugar utópico, por esa rara noción del habitar que proponen. En ellas se puede estar más no ser. Porque la isla le da un carácter transitorio a todo lo que existe en ella.

‘Deployed, Conditional, and Limited Utopia’ en David Castillo Gallery, 420 Lincoln Road. Hasta el 18 noviembre. www.davidcastillogallery.com

Dennys Matos es crítico y curador. Reside y trabaja entre Madrid y Miami.

  Comentarios