Artes y Letras

ArtesanoGroup. El heroísmo de editar en Venezuela

Carmen Julieta Centeno con la portada del libro 'El retablo gastronómico de Venezuela', de José Rafael Lovera, durante su lanzamiento.
Carmen Julieta Centeno con la portada del libro 'El retablo gastronómico de Venezuela', de José Rafael Lovera, durante su lanzamiento. Cortesía

Cada vez que le preguntaban a Borges si temía la muerte de los libros aseguraba que era imposible que ocurriera porque habiendo nacido de la imaginación humana, aun si se destruyeran uno a uno, volverían a multiplicarse al infinito. Pero sin duda, en las páginas de la historia del libro ha habido tantos capítulos de incendios y devastaciones como hechos heroicos en su defensa.

Jonathan Galasi, notable editor neoyorquino comienza su novela Musa refiriéndose a los actuales “adoradores secretos del culto a la palabra impresa” y afirma que estos seres que aprecian, amontonan, coleccionan, regalan o piden prestados ejemplares impresos son a su manera “héroes”: defensores de las cualidades de “la riqueza y la profundidad” que transmiten los volúmenes de textos en una época de velocidad y cambio instantáneo. El adjetivo heróico se ajusta con mayor precisión a los editores que batallan por hacer cuidadosas impresiones de libros de alta calidad en su contenido e ilustraciones. Y todavía más cuando quienes emprenden una tarea semejante viven en una nación donde las libertades están tan amenazadas como la preservación de la memoria cultural. Este es justamente el caso de la Fundación ArtesanoGroup, cuyos títulos, publicados con un esfuerzo titánico en Venezuela, expanden campos de la cultura, abarcando artesanía y arte, gastronomía y economía, entre otros temas explorados desde la tradición literaria y el pensamiento filosófico.

“La búsqueda de la excelencia fue uno de los referentes que nos permitió afianzarnos en el campo editorial desde los inicios de ArtesanoGroup”, dice Carmen Julieta Centeno, una de sus fundadoras. Y añade: “Pese a que la incertidumbre del país corría de forma paralela a nuestras expectativas de crecimiento, en 15 años no hemos dejado cumplir el compromiso con los creadores que son ‘Hacedores de país’ ”. Ciertamente han publicado su legado en libros maravillosos. Fue gracias a un libro galardonado ―Hacedores de país. Mundo e imagen del artesano ancestral― que presentaron a la Unesco el programa de sostenibilidad que lleva este nombre, para “resguardar la memoria del creador ancestral, guardar un registro visual y proyectar la creación artesanal como una herramienta de desarrollo económico”, según señala el cofundador Sudán Macció.

Portada HP II.jpg

En el libro La Alfarería popular del Cercado, Isla de Margarita se preserva una tradición de 600 años de antigüedad que sigue viva gracias a los artesanos con quienes organizan proyectos expositivos. “Hacemos todo lo necesario para promocionar a los creadores que hacen posible que la cultura permanezca y la memoria trascienda”, dice Centeno, quien destaca el papel crucial del historiador de arte y curador Adolfo Wilson como asesor en este campo. La editorial ha publicado libros de arte que son referencia ineludible, como las compilaciones en torno a la obra de Alejandro Otero. A los dos títulos dedicados a este gran pionero de la modernidad ―Alejandro Otero ante la crítica. Voces en el sendero plástico, y Alejandro Otero. Memoria crítica― suman ahora la publicación de un libro inédito del mismo Otero que además responderá al reto que recién comienzan a enfrentar de abrir un capítulo de ArtesanoGroup en los Estados Unidos. En alianza con Otero-Pardo Foundation, se presentará acompañado de conferencias y exposiciones.

Sobrecubierta Otero2.jpg

En la lucha por continuar publicando ArtesanoGroup concibió alianzas bajo la figura del patrocinio con empresas como Ternium Sidor, gracias a lo cual editaron otros libros que enriquecen la historia en construcción del arte latinoamericanocomo Consonancia, la Abstracción geométrica entre Argentina y Venezuela, Años 40 y 50. Las ciencias sociales también tienen cabida en la editorial. Bases cuantitativas de la economía venezolana 1830-2008, de Asdrúbal Baptista, constituye un aporte en este campo paralelo al de Otero.

Portada LA belleza. Reflexiones....jpg

Entre 2017 y 2018 Miami fue escenario del lanzamiento de dos títulos exquisitos: El libro de la belleza. Reflexiones sobre un valor esquivo,de María Elena Ramos. Publicado en alianza con Turner y prologado por Antonio Muñoz Molina, contiene una magnífica selección de citas sobre las construcciones de la belleza, pero también sobre sus múltiples negaciones a lo largo de la historia y se adentra finalmente en “su condición de sombra y misterio”. Los capítulos son, como dice Ramos “piezas mínimas que se ofrecen al lector para su goce del instante…”. Esa cualidad del deleite, asociada al conocimiento de cada campo, fue explorada con todos los sentidos en los eventos que rodearon el segundo título: Los alimentos del deseo, de Maruja Dagnino. Desde el prólogo escrito por Rodolfo Izaguirre tan culto como picante y divertido, hasta las ilustraciones que privilegian las alegorías de los sentidos del barroco, cada capítulo de la autora introduce al neófito en los placeres de la lengua con tal sabiduría sensorial que la publicación obtuvo dos nominaciones de los premios “Gourmand”. A la recopilación de recetas e historias eróticas culinarias que se concibió como “un paseo por la literatura del paladar”, se sumó la preparación de las recetas hechas por un destacado grupo de chefs en atmósferas que reunieron sabor y saber.

LosAlimentosdeldeseo.jpg

Frente al reto que enfrenta una editorial en un momento en el que las imprentas se han quedado sin papel en Venezuela, Centeno confiesa que han tenido que imprimir textos en el extranjero aunque el país contaba en el pasado con “una excelente factura y reconocida calidad a nivel mundial”. Pero el heroísmo cotidiano de estos amantes venezolanos de libros impresos es transformar las limitaciones en oportunidades: “Esta situación nos llevó –sostiene esta valiente editora- a expandirnos y asumir la responsabilidad presente en nuestra misión como Fundación, que es preservar a toda costa la memoria de los creadores de cultura”. Así han nacido alianzas con grandes casas editoriales o la apertura de capítulos en otros países y las presentaciones en las mejores ferias de libros. “El mundo editorial venezolano ha venido cayendo, yo diría –continúa- como ‘de un tiro en el ala’, pero las adversidades nos han permitido mostrar lo mejor que tenemos que son las grandes plumas, y salvaguardar, en cada uno de los campos de nuestra línea editorial, el aporte de los creadores de ese tipo de cultura que alimenta la memoria del mundo”.

Más información en http://www.artesanogroup.com/editorial/

  Comentarios