Artes y Letras

Efecto dominó: nueva instalación de arte evoca el pasatiempo favorito de Miami

Instalación de arte transforma pilares de hormigón en fichas gigantes de dominó

Esta instalación de arte bajo las vías férreas del Metrorail está transformando pilares de hormigón en fichas gigantes de dominó. El artista Bo Droga diseñó estas piezas gigantes que evocan uno de los pasatiempos más populares de Miami.
Up Next
Esta instalación de arte bajo las vías férreas del Metrorail está transformando pilares de hormigón en fichas gigantes de dominó. El artista Bo Droga diseñó estas piezas gigantes que evocan uno de los pasatiempos más populares de Miami.

Cada vez que pasaba cerca de la línea férrea del Metrorail, el artista Bo Droga veía que el área tenía un gran potencial para realizar allí una obra de arte. Para él, cada pilar de color gris era una tela en blanco lista para ser animada.

“Cuando me mudé de París a Miami, mi primera reacción cuando vi esos enormes pilares de hormigón fue pensar que eran realmente horribles”, dijo Droga. “Se me ocurrió la idea de transformar un espacio funcional en un espacio de arte público”.

Y Droga lo hizo con el dominó. Con la ayuda de un equipo de voluntarios, el artista pintó 12 de los pilares cerca de la Estación de University para que parecieran las fichas del popular juego: fichas rectangulares con diversos números de puntos negros.

Su instalación “Miami Dominoes” ha recibido elogiosos comentarios. Además de otorgarle un aire de personalidad al camino debajo de la línea del Metrorail, las filas paralelas de fichas gigantes de dominó le provocan sonrisas y evocan sentimientos de nostalgia a las personas que caminan, corren o montan bicicleta por el sendero M. Podría llamarse el efecto dominó.

“La gente se detiene, toma selfies, comparte recuerdos o da su interpretación de lo que hemos creado”, dijo Droga. “Les parece una gran diversión”.

Una vez terminado, el proyecto tendrá un total de 46 pilares, cuya altura varía entre los 14 y los 18 pies y están localizados entre la carretera U.S. 1 y Ponce de Leon Boulevard, desde Stanford Drive a la entrada de la Universidad de Miami (UM) hasta el sur de Alhambra Circle.

Droga creció en Australia, en la remota región de Perisher Valley con seis hermanos y sin televisión.

“Cuando éramos niños, teníamos que buscar entretenimiento por nuestra cuenta”, dijo. “Y jugábamos dominó. Me gustaba competir”.

Droga contempla la construcción de un área de juegos con mesas al aire libre para jugar dominó, ajedrez y cartas cuando la construcción del parque Underline se termine. Quizás se convierta en un hermano menor del famoso Parque del Dominó en La Pequeña Habana, donde se reúnen los jugadores más experimentados.

“A los cubanos les encanta el dominó”, dijo Droga. “Es un juego que abarca todas las culturas, todos los grupos y a personas de todas las edades”.

Droga originalmente planeó instalar su arte de domino en el lago Wadonga en Australia, donde una hilera de antiguos puentes se extiende sobre el agua. Luego propuso instalarlo bajo el puente West Gate de Melbourne. Pero el proceso de permisos demoró ambos proyectos y Droga se mudó a Fiji, luego a Londres, luego a Francia, y luego a Coral Gables.

“Cuando llegué a Coral Gables y vi que los pilares no se utilizaban de ninguna forma, pensé que tenía que hacerlo aquí, que era perfecto”, dijo.

Las instalaciones y exposiciones en galerías de Droga han tenido lugar en una docena de países. El artista es conocido por su trabajo en sitios públicos. El proyecto del dominó forma parte de su serie Paisajes de Hormigón para espacios urbanos.

Droga y nueve voluntarios —un grupo de amantes del arte que se suben a escaleras y ayudan a Droga a pintar con aerosol— quieren finalizar el trabajo antes de que comience la temporada de lluvias. Se puede ver cómo avanza el proyecto si visita el portal en Instagram bo.droga.art.

Tras ganar un premio Ellies y una subvención de $2,500 de ArtCenter/South Florida (en la actualidad Oolite Arts) y de la Fundación Miami, además de donaciones de Rust-Oleum, Brightway Insurance y MWL Engineering, Droga pudo darle inicio a las labores con la ayuda de Irene Hegedus y Carol Wilson, del Departamento de Transporte y Obras Públicas del Condado Miami-Dade, que ordenó limpiar los pilares. Droga está realizando el trabajo sin cobrar un centavo.

“La respuesta del público ha sido estupenda”, dijo Droga. “Hasta los automovilistas que pasan por allí tocan las bocinas y saludan”, agregó. “Esto demuestra que hasta la idea más simple puede transformar un ambiente. Espero que entusiasme a otros artistas a hacer lo mismo”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios