Galería 305

Casas embargadas serían utilizadas como albergues en caso de huracán

Una casa embargada en la zona de Homestead, en el sur de la Florida, a finales de marzo.
Una casa embargada en la zona de Homestead, en el sur de la Florida, a finales de marzo. AP

Al jefe estatal de Control de Emergencias se le ha ocurrido un uso para todas las viviendas embargadas de la Florida: utilizarlas como albergues temporales en caso de ciclón.

"Esta opción no existía hace dos o tres años, antes del desplome del mercado inmobiliario'', declaró Rubén Almaguer, director interino de la división de Control de Emergencias de la Florida.

"No podemos ignorar algo que tenemos frente a los ojos. Es la solución a un problema potencial''.

Almaguer solicitó esta semana a la Dirección Federal de Control de Emergencias (FEMA) que estudiela propuesta durante un ensayo de emergencia ciclónica que identificó fallas en los planes estatales de respuesta.

El ensayo simuló un ciclón Categoría 4 que casi deja al estado en bancarrota, desplaza un millón de personas, destruye casas, escuelas e incluso contempla que monos escapados del zoológico aterroricen a la gente.

Almaguer afirmó que durante el ejercicio, realizado a lo largo de una semana, 250 funcionarios federales, estatales y locales se dieron cuenta rápidamente de que ni la Florida ni FEMA tienen suficientes albergues para los que se queden sin techo.

Sin embargo, la Florida tiene unas 250,000 casas bajo embargo hipotecario y unas 300,000 viviendas a la venta.

Echar mano a esas viviendas sería similar a usar cualquier albergue, declaró Almaguer. Recordó que hace seis años nadie consideraba usar los barcos de crucero como albergues y que ahora es una opción reconocida por todos.

El funcionario agregó que entre otros asuntos que salieron del ejercicio, que concluyó el miércoles, hubo una sugerencia de que el estado garantice acceso al mercado de crédito en caso de una crisis.

Jeff Bryant, coordinador federal de la FEMA en la Florida, se mostró cauteloso sobre la posibilidad de usar casas embargadas como albergues temporales en caso de ciclón. Subrayó que, por ahora, la idea era es sólo una de muchas que habían surgido del ejercicio en el Centro de Operaciones de Emergencia de Tallahassee. Bryant agregó que la FEMA lo estudiará en las próximas semanas.

"En caso que suceda algo parecido, hay que estudiar todas las opciones a la mano'', indicó Bryant. "Pero hay que hablar con las autoridades jurídicas. Tenemos que hablar con las entidades federales''.

Hay muchas interrogantes sobre cómo funcionaría el plan de usar las viviendas, como el tema de la responsabilidad civil y si los bancos dueños de las casas están dispuestos a que se usen.

Scott Stamatakis, abogado de Tampa especializado en embargos hipotecarios, afirmó que pudiera resultar difícil averiguar quién es el dueño de las propiedades embargadas. Algunas están controladas por inversionistas que limitan su uso.

Conseguir autorización para usar un gran número de casas embargadas tras un huracán también pudiera complicarse porque implicaría negociar con numerosos bancos, dijo Ralph Stone, director de Viviendas de Broward.

"Se dice fácil'', indicó. "Pero sería muy complicado''.

El epílogo de un gran huracán no sólo dejaría sus huellas en las casas sino también en las pólizas de seguro en todo el estado, reconoció ayer el gobernador Charlie Crist al final de la semana de capacitación.

Desde que la Legislatura y Crist ampliaron la participación estatal en el mercado de seguros contra ciclones en el 2007, Marco Rubio, ex presidente de la Cámara estatal, ha advertido que la Florida "sólo está a un ciclón del mayor aumento de impuestos de su historia''. Rubio es un republicano que se ha postulado contra Crist por un escaño en el Senado federal.

Crist aseguró que las compañías de seguros cobran demasiado a los floridanos, como si ya hubiera pasado un ciclón.

"No quiero que exploten a nuestros ciudadanos cuando no hemos tenido ciclones'', amplió Crist. "Ahora bien, cuando tengamos un ciclón, todos vamos a tener que pagar, no sólo el estado sino también nuestros amigos del gobierno federal. Creo que ese es el camino más apropiado''.

Seguros aparte, el estado estaría en condiciones desastrosas si un huracán pasa por aquí. El simulacro de esta semana recorrió el camino del ciclón de 1928 que golpeó la línea divisoria entre Miami-Dade y Broward, atravesó Tampa Bay y luego afectó el Panhandle.

Almaguer comentó que un ciclón como ese sería "tres veces peor'' que Katrina, que devastó Nueva Orleans y obligó a muchos a mudarse a Texas y otros estados. Dijo que no quiere ver el mismo éxodo en la Florida.

"Si no les damos un albergue temporal adecuado aquí, ¿saben qué?" "Se van a ir y no van a regresar'', concluyó Almaguer.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios