Galería 305

Cuidado con la depresión de fin de año

La temporada de fin de año es una época de unión familiar, festejos y celebraciones por los logros alcanzados y de ilusión por el año que entra; sin embargo, para algunos es un tiempo de tristeza, debido a que esas metas propuestas a comienzo del año no se cumplieron, a problemas financieros o a que se encuentran lejos de sus seres queridos.

La psicóloga clínica, Karina Lapa, basada en Davie, asegura que durante estas semanas su consulta aumenta considerablemente con casos de depresión decembrina, o lo que ella llama “ blues de fin de año”. Según la experta, se trata de un problema común, pero al que debe prestársele suma importancia.

“Es muy frecuente ver por esta época un aumento en la búsqueda de terapia”, asegura la psicóloga brasileña. “Hay varias razones, ya que se trata de una temporada muy sensible, especialmente para los latinos. Mucha gente no tiene familia aquí, ya bien por su condición migratoria o por falta de dinero para viajar, y en nuestras culturas celebramos reunidos en casa, comiendo nuestros platos típicos y festejando a través de nuestras tradiciones. No poder tener lo mismo aquí, es una de las causas principales de esa tristeza por estos días”.

Lapa asegura que otra de las causas principales de depresión de fin de año es la frustración por no haber cumplido los objetivos durante el año, además de remordimientos por los errores cometidos y ansiedad por las nuevas resoluciones.

“De una manera general esa depresión de fin de año tiene que ver con las expectativas que no se lograron cumplir”, explica. “Muchas veces la gente se pone metas muy altas que no alcanza a lograr para final de año, como comprar una casa, viajar, cambiar de trabajo o casarse, y cuando esas cosas no suceden vienen las grandes decepciones”.

Los síntomas de esta depresión son la falta de ánimo para las actividades laborales o sociales, los pensamientos fatalistas y, en casos más graves, pérdida de apetito y, por ende, de peso. En personas con antecedentes de depresión, o en casos en los que haya síntomas más alarmantes, la decisión debe ser buscar ayuda inmediatamente. Pero en depresiones pasajeras, las soluciones pueden estar al alcance de la mano.

La psicóloga recomienda que para este fin de año, las nuevas resoluciones sean planeadas en perspectivas reales y organizadas de manera que se puedan conseguir.

“Debemos aprender a organizar los propósitos; lo más importante es evaluar, revisar y analizar basados en la vida real, de manera que cuando se planteen se puedan alcanzar”, continúa Lapa. “Hay que ver también cuáles son las prioridades para cada individuo y preguntarse: ¿Qué pude hacer mejor para que ocurriera?, en lugar de ¿por qué me pasó esto a mí? Luego, debemos pensar cuál es el paso a seguir para lograrlo y organizar un plan de acción”.

Otra situación que se agrava con la llegada de las fiestas es el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, que aunque puede ser también un síntoma de depresión, puede camuflarse fácilmente en medio del alboroto de las reuniones familiares y sociales. También comer compulsivamente puede ser otra señal de alerta.

“La gente se automedica y busca lo que sea para sanar el dolor, pero definitivamente, ni el alcohol o las drogas, ni comer de manera desenfrenada son un remedio, porque las consecuencias pueden ser fatales: es como ponerle una curita a una hemorragia”.

Lapa recomienda estar pendientes de los familiares y amigos que presenten algunos de estos síntomas; también se debe pedir ayuda si la depresión continúa luego de la temporada.

“Si pasado el fin de año, cuando se acabaron las reuniones, las cenas y los festejos, la persona sigue en el mismo estado de tristeza y desilusión, puede tratarse de una depresión clínica que debe ser vista por un profesional. Si por el contrario, el estado de ánimo vuelve a la normalidad, la depresión fue transitoria y se puede regresar a la cotidianeidad. Lo importante es prepararnos para que el próximo fin de año no ocurra lo mismo, aterrizando nuestras resoluciones y organizando prioridades para el año que comienza”.• 

La psicóloga Karina Lapa atiende en la clínica South Florida Counseling Agency, 10220 State Rd. 84, Suite 2, Davie. (954) 370-8080, www.southfloridacounseling.net.

  Comentarios