Cocina

Una nueva vida para los cocteles

Desde hace un tiempo los menús de cocteles se leen como los de comidas. Sofisticados y frescos ingredientes forman parte de elaboradas mezclas que evolucionan y cambian según las temporadas.

Seamos honestos, ante las impresionantes listas de tragos de la mayoría de lugares en la ciudad, pedir un vodka soda o un ron con Coca-Cola está pasado de moda. Ahora se ofrece a nuestros paladares la aventura de creaciones con frutas frescas, elíxires hechos en casa y combinaciones poco usuales.

El coctel está atravesando un renacimiento. Algunos locales han optado por ofrecer nuevas vrsiones de los viejos favoritos, mientras que otros ofrecen innovadoras creaciones.

The Flat es un bar de La Playa cuya lista de tragos va de acuerdo con su atmósfera chic y ecléctica. Milos Vujovic es un genio a la hora de mezclar tragos y sus conocimientos sobre licores son muy amplios. “Estamos atravesando una nueva era del coctel”, señala el mixólogo originario de Serbia, que aplica sus conocimientos en química para sus mezclas. “Miami tiene una gran influencia caribeña y tropical, y aquí siempre es verano por lo que las frutas y sabores frescos siempre son predilectos”.

Vujovic se encarga de hacer siropes y otros ingredientes en casa con productos provenientes de Homestead y otros mercados locales, al igual que crea vodkas con infusiones. Estas confecciones no son baratas, la mayoría van entre $14 y $17, y requieren de intensa labor y productos de gran calidad, por lo que consumirlos se puede considerar una experiencia.

El Siberian Cup es una delicia de vodka preparado con infusión de pepinillo, fresas frescas, citronela y miel, entre otros.

Más hacia el norte se encuentra el Martini Bar en The Raleigh. El nombre no debe desalentar a quienes prefieren otros tragos, aquí hay de todo. Su hermosa barra se conserva de cuando el hotel abrió hace 70 años y brinda un aire de sofisticación y glamour. Sus ofertas son igualmente creativas. Entre sus cocteles más originales se encuentra el Oaxacan, con ginebra, tequila, jalapeño y agave. Trevor Alberts, el barman en jefe, prefiere los clásicos y crear licores en casa.

Alberts encuentra gran satisfacción cuando introduce un trago a uno de sus clientes, y cree que la cultura de los cocteles se inicia con los cantineros, pero depende más de los consumidores. “Lo que da comienzo a estas culturas es el deseo de los bartenders locales de hacer algo elevado”, comenta. “Lo que la mantiene es el apoyo de los locales. En Miami me he topado con huéspedes con un interés genuino en expandir sus horizontes para incluir cocteles finos. Miami tiene una clientela fiel e interesada en cosas nuevas”.

Por mucho tiempo, el vodka dominó el mercado, pero ahora vemos a la ginebra y el bourbon ocupando prominentes lugares en los menús. Con estas nuevas confecciones ya el bourbon no se puede considerar el trago de abuelitos. En dirección hacia Brickell y en una atmósfera más relajada, está w xyz, la barra en el vestíbulo del hotel Aloft en Brickell que ofrece un excelente trago de bourbon y The Southfork, que es el otoño en un vaso. Entre las confecciones frutales ofrece unas deliciosas mezclas de vodka con sandía, fresas y arándanos frescos en forma de martinis o en vaso alto. También tiene un amplio espectro de rones, ginebra y tequila. La placentera barra cuenta con espacio exterior y servicio de snacks.

Mucho más hacia el norte está American Social. Ubicado en Las Olas, este es el lugar para quienes prefieren la acción y bullicio. También es donde se pueden satisfacer gustos diferentes por su gran selección de cervezas de barril. El pepinillo está presente en diferentes recetas y el Cucumber Fizz de AS es muy refrescante, y el Twisted Lager es de las raras ofertas que incluyen una salpicada de cerveza Stella Artois.

Una vez en la mesa, estos tragos parecen obras de arte líquidas, el aspecto visual es muy importante. Con tantas deliciosas opciones lo ideal es dedicarse a probar, aunque al principio algunos brebajes puedan sonar extraños.• 

The Flat, 500 S Pointe Dr., Miami Beach. Happy Hour, miércoles a viernes de 8 a 10 p.m. Martini Bar en el Hotel Raleigh, 1775 Collins Ave, Miami Beach. Martes de 7 a 9 p.m., Martini Culture, con un mixólogo invitado. w xyz en Aloft Brickell, 1001 SW 2 Ave., Miami.

Happy Hour de lunes a viernes, de 5 a 9 p.m. American Social, 721 E Las Olas Blvd., Fort Lauderdale.

  Comentarios