Estilo

¿Dónde coloco las plantas?

EFE

Las plantas son un atractivo más en la decoración de una vivienda, por esa razón, saber dónde colocarlas y cuáles son las que mejor pueden subsistir a nuestras condiciones de vida y de la vivienda son conocimientos básicos que nos facilitarán poder rodearnos de ellas.

Si a ello añadimos que los huertos se adueñan de terrazas y azoteas con hortalizas y verduras la necesidad de adquirir conocimientos básicos es una realidad.

Silvia Burés, Ingeniero Agrónomo y experta en jardinería, ha elaborado un sencillo y práctico manual en el que escoge 50 plantas perfectas para un hogar.

PLANTAS, UN LUJO DE TODOS

“Tener plantas en casa no es un lujo reservado a los expertos”, señala Burés quien reconoce que las plantas son un atractivo más de la decoración y, para ello, nada como empezar a seleccionar las plantas que mejor se adaptan a las necesidades de cada uno y al tiempo que se les va a poder dedicar para conseguir que sobrevivan.

Una planta sana debe estar en el sitio adecuado, según recomienda Burés en su libro: si es de sombra en la sombra, si es de interior en el interior. El sustrato no debe estar seco, pero tampoco chorreando. En el primer caso, estará padeciendo estrés por falta de agua y en el segundo es un indicio de podredumbre en las raíces, algo que debemos tener en cuenta antes de comprar la planta.

Esta experta en plantas desmonta algunos mitos y leyendas en el apartado más verde del hogar, como que no se puede dormir con plantas en la habitación; no crecen más si les hablamos y tampoco se mueren por regarlas demasiado, sin embargo, no es cierto que en invierno no haya que regarlas. “Las plantas necesitan agua para poder crecer y desarrollarse y no siempre es cierto que en el interior de las casas necesiten menos agua que en el exterior”.

¿DÓNDE COLOCO LAS PLANTAS?

Según Burés, para que una planta crezca y viva bien debe tener satisfechas sus necesidades de agua y abono, y además debemos ser “capaces de encontrarle el lugar adecuado”.

Las plantas ornamentales que conocemos y que llenan nuestros salones proceden de países y zonas climáticas diferentes. Las plantas de interior son plantas tropicales que no soportan el frío y que, por tanto, la mejor opción es tenerlas dentro de casa.

La albahaca, la camelia, la buganvilla, el célebre geranio, la margarita, el tulipán, la ponsetia y los tradicionales potos son algunas de las plantas citadas en el libro y sobre las que se ofrecen consejos pormenorizados.

Existen plantas de sol y plantas de sombra, plantas que necesitan mucha luz y otras, que, sin embargo, pueden sobrevivir con poca iluminación, según Burés.

“Si nos empeñamos en hacer florecer un geranio en una terraza orientada al norte perdemos el tiempo. No lo conseguiremos. Y si el poto que tenemos en casa lo colocamos a pleno sol, no sobrevivirá”, añade.

Hay plantas que por mucho que nos guste disfrutarlas no podremos, como es el caso de la drácena que si la exponemos en la terraza por debajo de los 10 grados centígrados no sobrevivirá, pero hay otras similares, como la yuca que soporta temperaturas mucho más bajas, incluso tolerar corrientes de aire.

Silvia Burés recomienda que sobre los muebles de madera no es recomendable utilizar cerámica ya que es porosa y deja cercos de humedad sobre los muebles.

Además de recomendaciones sobre el agua, las plantas trepadoras o los nutrientes que necesitan, la experta en jardinería asegura que en espacios pequeños lo mejor es elegir accesorios que sean imprescindibles como las tijeras de podar, una pequeña paleta transplantadora para realizar los agujeros y rellenar con sustrato o una pequeña azadilla para remover la tierra, además de unos guantes.

  Comentarios