Estilo

Ocho estilos, ocho lámparas

Lámpara Scotch Club de Marset.
Lámpara Scotch Club de Marset. EFE/Jara Varela

La luz lo cambia todo. Da a cada espacio esplendor, vitalidad y carisma, lo transforma y enriquece, pero hay que saber ver las posibilidades de cada lugar y, sobre todo, no limitarse a lo conocido y lo tradicional.

El portal Decorabien.com sabe lo difícil de la elección y, por ello, sugiere ocho lámparas en suspensión, propuestas que puedan ayudan a visualizar las necesidades y las novedades del sector.

Roser Vandrell, gestora de contenidos de Decorabien.com, indica que su objetivo es llegar “a todos los gustos, desde el consumidor más clásico, al más moderno o juvenil”, razón por la que ha realizado una recopilación variada para llegar a “todos los públicos”.

“Son lámparas que imprimen mucho carácter a la sala en la que se colocan, cambian su imagen por completo”, comenta Vandrell, quien asegura que cada una de ellas se pueden colocar en otro espacio diferente para el que ha sido seleccionado.

La especialista en interiorismo comenta que "se llevan los espacios abiertos en los que cocina y salón son todo uno, por ello, se trata de diseños versátiles y flexibles que pueden estar en zonas de paso, cocinas o rincones de lectura".

ATRACTIVOS EN LA DIFERENCIA

Sugerentes curvas y tonos dulces que favorecen la elección de un conjunto de piezas femeninas, "vintage" y cosmopolitas, son las propuestas de Habitat.

La colección diseñada por Lievore Altherr Molina para Vibia, Cosmos, incorpora tecnología LED, la luz queda totalmente integrada en el interior de cada pieza, con lo que se crea una simbiosis perfecta entre diseño y fuente de luz.

Su acabado monomatérico remite a la textura opaca de las piedras de río, reunidas como un refinado colgante.

Robinson by Gabriel Teixidó, de Carpyen, es una lámpara de suspensión que se define como un colgante móvil, que gira en sentido circular (360º) y basculante. Realizada en caña de fibra, color negro, su estructura traza una línea escultural, que imprime carácter a cualquier comedor.

ESPACIO A LA EXUBERANCIA

Exuberante, también cuando está apagada, la riqueza de luz que emite la lámpara Discocó, diseñada por Christophe Mathieu para Marset, ofrece una iluminación directa descendente y, al mismo tiempo, un efectista juego de luces y suaves sombreados.

Su detallado estudio de la luz incidente y rebotada en ambas caras de los 35 discos que la componen, da una atractiva graduación de matices lumínicos y profundidad a la pieza. A la gama de colores existente se le añaden los tonos mostaza y gris con acabado mate.

A la colección Scotch Club de Marset la define el homenaje a la bola de espejos discotequera, compuesta por 72 facetas que reflejan la luz desde el interior en varias direcciones, generando al mismo tiempo un singular volumen visual exterior. El exterior de la lámpara está disponible en cerámica blanca, azul, terracota y negro, y el interior es de esmalte blanco brillante u oro.

EN SUSPENSIÓN

La lámpara de suspensión IC Light de Flos explora el equilibrio con líneas rectas que sostienen una esfera y que casi la hacen flotar en el aire.

La pantalla de la lámpara de techo Birman marca la tendencia del diseño natural. “La vuelta a los sentidos, a los materiales y a la simplicidad predominan en esta luminaria”, explica Roser Vandrell.

Realizada en bambú, esta lámpara de techo deja pasar generosamente la luz, con lo que establece un atractivo juego de proyección de sombras que baña los interiores.

Diseñada por Estudi Ribaudií, SISO, para Estiluz, se compone de una pantalla de cristal blanco satinado, envuelta en tres anillos decorativos de aluminio, de estilo muy contemporáneo, gracias a sus materiales actuales y sus formas futuristas.

Los tres anillos entrelazados orbitan alrededor de la esfera interior, la cual emite una iluminación directa e indirecta óptima para un comedor elegante y moderno.

Todas ellas siguen las tendencias decorativas más actuales al utilizar el cobre o materiales naturales como el mimbre con un mismo objetivo: iluminar.

  Comentarios