Salud

El GPS, una tecnología que se utiliza cada vez más para navegar por el corazón y sus cavidades

Matthew Clements, supervisor del laboratorio de cateterización del Nicklaus Children’s Hospital, se prepara para llevar a cabo un procedimiento.
Matthew Clements, supervisor del laboratorio de cateterización del Nicklaus Children’s Hospital, se prepara para llevar a cabo un procedimiento. Nicklaus Children’s Hospital

Imagínese un sistema de posicionamiento global (GPS, por sus siglas en inglés) que pueda hacer un mapa del corazón. Esa es la tecnología que utilizan cada vez más los cirujanos del corazón para navegar por el corazón y sus cámaras o cavidades.

Los catéteres y herramientas diseñadas especialmente y equipadas con pequeños sensores, navegan en el corazón utilizando un campo electromagnético de baja potencia. El sistema le permite a los médicos ver en tiempo real una imagen tridimensional en series rápidas pregrabadas de imágenes de rayos X llamada fluoroscopia.

Se realizan ajustes automáticos a las imágenes para compensar por los cambios de los ritmos cardíacos, respiración y movimiento del paciente. Pero las imágenes pregrabadas, junto con la tecnología, ayudan a reducir el número de rayos X nuevos que se necesitan, disminuyendo la exposición a la radiación, que puede producir cáncer.

Nicklaus Children’s Hospital terminó recientemente su nuevo laboratorio de cateterización cardíaca y comenzó a utilizar la tecnología MediGuide el mes pasado.

“La cantidad de tiempo no cambió técnicamente, pero se trata más que todo de disminuir la radiación”, dice el Dr. John F. Rhodes Jr., director médico de servicios pediátricos cardiológicos y del programa de adultos de enfermedades congénitas del corazón del Nicklaus. “Hay procedimientos que pueden tomar hasta 30 minutos para completarse, pero otros pueden tomar hasta seis horas. Eso es mucha radiación. Pero si usted puede reducir por seis horas la radiación que recibe un niño, eso implica una gran reducción”.

La tecnología se ha estado trabajando desde la década de 1990 y ganando popularidad desde hace dos años, dice el Dr. Ming-Lon Young, director de electrofisiología pediátrica cardíaca de Joe DiMaggio Children’s Hospital en Hollywood. Él ha utilizado tecnología como la cartografía GPS, desde octubre de 2014.

Young dice que cerca del 25 por ciento de sus pacientes no requieren rayos-X y han utilizado un sistema parecido al GPS para hacer el mapa del corazón. La forma en que trabaja este procedimiento es, usualmente, insertando un catéter o sonda en la pierna, que se lleva hasta el corazón. No hay corte o sutura.

Los pacientes usualmente pueden irse a su casa el próximo día, aunque tienen que descansar por dos o tres semanas antes de regresar a sus actividades regulares. Explica que, no importa la tecnología que se utilice, la meta sigue siendo la misma, evitar la exposición del paciente y el equipo médico a la radiación.

El médico dice que la tecnología se usa en todo tipo de paciente. Hace unos años utilizó el procedimiento en una paciente con dos meses de embarazo. Comenta que terminó a los 18 minutos y la paciente regresó a su hogar. El bebé tiene ahora un año.

“Tratamos de minimizar la radiación tanto como sea razonablemente posible. Tratamos de limitar los rayos-X como podemos hacer con otros procedimientos. Es una imagen tridimensional, y es así como lo vemos en nuestros monitores”, dice Young. “Esta enfermedad generalmente es curable, y es más fácil de realizar cuando el paciente es menor, cerca de uno o dos años de edad.”

Para más información visite: www.nicklauschildrens.org y https://www.mhs.net/physicians/y/young-ming-lon; Visite http://myafibexperience.org/ para foros comunitarios.

  Comentarios