Salud

Más hijos, menos dientes

En las madres, el número de hijos podría ser inversamente proporcional al de dientes: a más hijos, menos dientes. Una creencia popular dice que por cada hijo que tiene una mujer corre el riesgo de perder un diente. Y la ciencia parece confirmarlo. Las razones son que, durante el embarazo, la mayoría del calcio que usalmente consume la madre es absorbido por el bebé, y que las hormonas segregadas en esta etapa afectan la salud oral de la gestante.

Un estudio realizado por el Colegio de Dentistas de la Universidad de Nueva York (NYU) en 2,635 embarazadas halló que muchas tenían problemas dentales, y que a medida que aumentaba el número de hijos crecía el riesgo de padecer enfermedades periodontales, de perder dientes y de no tratar a tiempo las caries.

Algunos científicos tienen la teoría de que las embarazadas suelen hacer menos visitas al dentista. En un estudio realizado en el 2001 por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, de un cuarto de las mujeres que reportaron tener problemas dentales sólo la mitad se sometió a tratamiento.

El hecho de que muchos dentistas se nieguen a tratar a embarazadas y de que las madres que tienen muchos hijos tiendan a comer la misma comida ''chatarra'' que sus retoños podrían ser otras de las razones para los problemas dentales de las mamás.

  Comentarios