Salud

El mejor tratamiento para las alergias sigue siendo la abstinencia

Andrea Gollin comprendió que algo no estaba bien. Cuando comía huevos toda su boca se entumecía. Se llenaba de salpullido, escozor, dolores musculares y una serie de problemas. Pero nunca pensó en alergias de alimentos. Cuando su médico quizo hacer unas pruebas, "le dije que no tenía ninguna alergia''.

Gollin no es la única. De acuerdo con Food Allergy and Anaphylaxis Network (FAAN). unos 12 millones de norteamericanos sufren de alergias pero es difícil estar seguro. Usted pensaría que sufre de fatiga, gripe u otro problema. Eso es lo que Gollin, una editora independiente de Miami, pensó hasta que su prueba de sangre mostró que es alérgica a los huevos, el trigo, los productos lácteos, naranjas y menta.

"Lo de la menta fue una sorpresa'', dice Gollin, de 41 años, pero los huevos, el trigo y los productos lácteos están entre los ocho alimentos que producen el 90 por ciento de las reacciones alérgicas. Los otros son las nueces, la soja (o soya) y los mariscos.

De acuerdo con la FAAN, la incidencia de alergias de alimentos se ha duplicado en los últimos 10 años. La pediatra Kathryn Eisermann-Rogers lo ve todos los días. En los 20 años de práctica el aumento en las alergias alimentarias ha sido exponencial. Es el triple de lo que era hace 10 años'', dice.

No se sabe a qué se debe el aumento, especialmente de alergias al maní, dice Deb Scherrer, de FAAN.

Lo que sí se sabe es que las verdaderas alergias de alimentos --a diferencia de sensibilidad o intolerancia a un alimento-- son inducidas por su sistema inmunológico cuando se cruza con un alimento que generalmente no es dañino a la mayoría. Una persona, con alergia al trigo, que ingiera un emparedado con ese tipo de pan corre el riesgo deuna anafilaxis inmediata --un brote de ronchas, problemas para tragar y en algunos casos extremos, hasta la muerte.

Por otro lado, alguien con sensibilidad al trigo puede sentir picazón o problemas gástricos.

La diferencia entre las dos es "el grado de reacción'', señala Robin Grayson Cohen, especialista licenciada en medicina oriental.

Con las alergias del medioambinte, como el polvo, el tratamiento usualmente consta de una serie de inyecciones introduciendo mínimas cantidades de la sustancia en el cuerpo con el fin de desarrollar resistencia. Pero las alergias alimentarias no tienen cura. Los medicamentos sólo tratan los síntomas -- antihistamínicos como Benadryl, o en casos extremos, en que el paciente puede sufrir un ataque anafiláctico, epinefrina. Para evitar una reacción alérgica, la única solución es eliminar completamente el alimento de su dieta.

La nueva ley federal de FALCPA, de protección al consumidor, que entró en vigor el año pasado, estipula que todos los alimentos vendidos en EEUU deben destacar en la etiqueta si contienen cualquiera de los principales alergenos de alimentos; por ejemplo, si un producto contiene nueces debe especificar qué tipo es.

Privarse de un alimento que le gusta a uno es duro, especialmente para los muchachos. Y 2.2 millones de niños sufren del problema. Trate decirle a un niño de 4 años que no coma chocolate.

Virginia Zeron no quiso hacer eso con su hijo Freddy, pero tampoco quería que sufriera de alergia. Una prueba sanguínea, llamada RAST (prueba radioalergosorbente) mostró que el niño era alérgico al trigo y el chocolate. "Pero todos los años las cosas se ponían peor'', dice Zeron. "Pensé que tenía que haber algo que pudiera hacer''.

Igual sucedió con Gollin, que había ido a distintos médicos y sufrido meses de pruebas y medicamentos y nada ayudaba.

Frustrada, Gollin y Zeron se dirigieron a Grayson Cohen y un tratamiento alternativo no invasivo llamado NAET (Nambudripad's Allergy Elimination Treatment) que mantiene eliminar las alergias corrigiendo la desproporción en la fluidez de energía en el cuerpo. "El 50 por ciento de mis clientes sufren de alergias alimentarias'', dice Cohen.

En los tratamientos de NAET, el paciente sostiene en sus manos un frasco con la sustancia alérgica mientras el especialista "da ligeros golpecitos a la columna vertebral varias veces'', dice Cohen. "Trato con... acupultura o estímulos eléctricos por 20 minutos y debes evitar comer la sustancia por 24 horas... luego puedes comenzar a ingerirla''.

La doctora Eisermann-Rogers conoce NAET y dice que "no es una buena idea. Podría tener un resultado peligroso si el alimento se interpreta falsamente como seguro y luego es ingerido''.

"No puedo hacer hipótesis sobre cómo funciona [NAET]. No hay relación entre el tratamiento de alergias y el sistema nervioso...", dice la doctora Ana Lamas, alergista/inmunóloga.

Lo que hace falta, continúa, es que el método NAET sea analizado a través de un estudio médico controlado para ver los resultados. "La seguridad [de NAET] aún no ha sido probada con estudios científicos'', agr

  Comentarios