Salud

La verdad más allá de los mitos sobre el colesterol

Los flacos no sufren del colesterol alto.

Sólo las personas mayores deben preocuparse por sus niveles de colesterol.

Consumir ajo en grandes cantidades puede regular el colesterol.

Estos son sólo algunos de los mitos que los médicos señalan acerca del colesterol.

Las encuestas determinan que los hispanos son cada vez más conscientes de la importancia de monitorear sus niveles de colesterol en la sangre para reducir los riesgos de desarrollar enfermedades coronarias. No obstante, en lugar de consultar a su doctor para tratar esta condición, hay quienes recurren a remedios caseros que podrían dejar sin tratar la enfermedad.

"El ajo, por ejemplo, puede que sea bueno para bajar el colesterol, pero las cantidades que deberían consumirse son extremas para alcanzar efectos mínimos y no hay pruebas que determinen que es una manera confiable para su control'', destaca Eliscer Guzmán, cardiólogo con práctica privada en Nueva York y profesor asistente del Departamento de Medicina de la Columbia University.

"Aunque es cierto que los hispanos son más conscientes del riesgo que significa el colesterol, aún falta más rigurosidad en los chequeos y en el cuidado preventivo'', advierte.

Septiembre, el mes nacional dedicado a la educación sobre el colesterol, un motivo por el cual que se celebran encuentros eventos y ferias de salud en comunidades hispanas alrededor del país.

La Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos adelanta su campaña de Salud del corazón 2007, que brinda información y ofrece pruebas gratuitas de colesterol a las comunidades hispanas en distintos puntos alrededor del país, como Chicago, Miami, Nueva New York y Houston.

La Alianza basa el énfasis de su campaña en estudios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que indican que los hispanos son el grupo con menos probabilidades de haberse hecho una prueba de colesterol en los últimos cinco 5 años.

Lo grave es que el colesterol alto no presenta síntomas físicos; de ahí la importancia de las pruebas preventivas.

"En condiciones normales, los chequeos de colesterol en la sangre deberían iniciarse a partir de los 20 años y repetirse al menos una vez cada cinco 5 años'', aconseja el cardiólogo.

El colesterol es una sustancia cerosa que el cuerpo usa para proteger los nervios, así como para producir tejidos y ciertas hormonas.

La mayor parte del colesterol en el cuerpo es producida por el hígado, el resto otro colesterol proviene de alimentos, como los huevos, las carnes y los productos lácteos.

Es cierto que el colesterol ses necesario ita en el cuerpo para un organismo mantener su salud sano, pero su abundancia demasiado puede llega a ponerlo en riesgo.

El exceso colesterol extra puede almacenarse en las arterias y formar una placa que las obstruyae., provocando Esta una condición se conoce como arterioesclerosis.

El colesterol realiza su viaje a través de la sangre en forma de lipoproteínas, ya sean de baja o de alta densidad.

Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) distribuyen el colesterol en el cuerpo;. las lipoproteínas de alta densidad (ADL) lo extraen el colesterol de la corriente sanguínea. Esta es la explicación por la que demasiado colesterol LDL es malo para el cuerpo y puede desembocar en ataques al corazón, infartos cerebrales, insuficiencia vascular periférica, entre otras consecuencias.

"Los órganos preferidos del colesterol son el corazón y el cerebro'', destaca Guzmán.

Si es la arteria coronaria la que se obstruye puede ocurrir un ataque cardiaco, pero si se trata de la arteria que suple de sangre al cerebro puede ocurrir un derrame cerebral.

Los desajustes del colesterol dependen de un factor hereditario y otro causado por los excesos.

"En los últimos años el factor genético ha sido sustituido por los excesos en la dieta. Antes, el colesterol alto se veía en los adultos, ahora se ve en los adolescentes con sobrepeso'', indica.

"Por lo tanto, los tratamientos pueden variar, la dieta adecuada y el ejercicio puede ayudar a las personas con sobrepeso; sin embargo, las personas delgadas no pueden perder peso y hay que controlar su la condición con medicinas como las estatinas'', explica el cardiólogo.

Las estatinas ayudan a reducir el colesterol y el riesgo de los daños que éste puede producir.

  Comentarios