Salud

Vacuna contra la presión alta

Las inyecciones para inmunizar contra la hormona angiotensina II, que hace que los vasos sanguíneos se constriñan e incremente la presión de la sangre, disminuyen la hipertensión, según un estudio de la revista científica británica The Lancet.

Así, la inmunización con inhibidores de enzimas permitiría controlar la presión sin utilizar medicación y mejoraría la tasa de adaptación al tratamiento gracias a que los anticuerpos del paciente anularían la acción de la angiotensina.

Un equipo de investigadores de los laboratorios suizos Cytos Biotechnology experimentaron con 72 pacientes, a parte de los cuales se administró un placebo, mientras que al resto se le sometió a un tratamiento de inyecciones combinadas con inhibidores de la enzima conversora de la angiotensina y con bloqueadores del receptor I de la angiotensina II en distintas cantidades.

El resultado fue que la presión sanguínea de los pacientes a los que se inyectó la mayor cantidad de estas sustancias bajó entre 9 y 4 mm Hg (milímetros de mercurio).

Los efectos secundarios fueron leves y consistieron en reacciones transitorias en el lugar de la inyección y síntomas parecidos a la gripe en algunos de los pacientes.

La vida de los anticuerpos es de tres meses a partir de la tercera inyección, por lo que se podría lograr una inmunización efectiva con un calendario de unas cuantas dosis al año.

  Comentarios