Salud

Medicamentos para el déficit de atención e hiperactividad no dificultan el crecimiento

Los medicamentos son importantes para mejorar el rendimiento escolar y social de los niños con TDAH.
Los medicamentos son importantes para mejorar el rendimiento escolar y social de los niños con TDAH. Daniel Bock

Los medicamentos estimulantes (como Adderal, Ritalin y Concerta) usados para el tratamiento del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) en los niños no dificultan el crecimiento, según sugiere un estudio reciente. “Los estimulantes no afectaron la estatura final de los niños en la edad adulta”, dijo la investigadora del estudio, la Dra. Slavica Katusic, profesora asociada de pediatría en la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota.

Katusic comentó que los resultados de los estudios previos habían sido variados; algunos mostraban que estos medicamentos retrasan el crecimiento y otros mostraban que no. Pero la mayoría de los estudios anteriores tenían limitaciones, como contar con muy pocos niños o una información irregular de la estatura en la edad adulta, comentó.

Katusic indicó que este estudio es único porque dio seguimiento a un grupo de personas con TDAH que estaban tomando medicamentos estimulantes y se les comparó con un grupo de personas con TDAH que no tomaban medicamentos y con un grupo de personas que no tenían TDAH. Se dio seguimiento a estos individuos desde la infancia hasta la adultez, dijo.

El TDAH es uno de los trastornos de la infancia más habituales, según el Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH) de Estados Unidos. Los síntomas incluyen dificultades para prestar atención o mantenerse concentrado en una tarea, la hiperactividad y una conducta impulsiva, explica el NIMH.

Los estimulantes son uno de los pilares del tratamiento del TDAH y, aunque parezca extraño que se usen medicamentos estimulantes para un niño con una actividad excesiva, dichos medicamentos tienen un efecto calmante y que favorece la concentración en los jóvenes con el TDAH, según el NIMH. Katusic dijo que estos medicamentos son importantes para mejorar el rendimiento escolar y social.

El equipo de Katusic estudió a 340 niños con TDAH y a 680 sin la enfermedad. “Comparamos su estatura cuando eran niños y cuando eran adultos”, dijo. El tiempo promedio de seguimiento fue de 26 años para los que tenían TDAH y de 23 años para los que no lo tenían. Aproximadamente el 70 por ciento de los que tenían TDAH que completaron el estudio habían tomado estimulantes durante más de 3 meses, señalaron los investigadores.

No hubo ninguna diferencia en la estatura en la adultez entre los que tomaron medicamentos para el TDAH y los que no, descubrieron los investigadores. “Ni el propio TDAH en la infancia ni los estimulantes se asociaron con una estatura menor en la adultez”, dijo Katusic.

Los chicos con TDAH que siguieron un tratamiento con estimulantes durante tres o más meses experimentaron un estirón de su crecimiento más tardío que los chicos que no tomaron dichos medicamentos, pero no se produjo ninguna diferencia en cuanto a la magnitud del estirón, indicaron los investigadores.

Además, no se observó ninguna conexión entre la cantidad de tiempo que un niño tomaba los estimulantes y su estatura en la edad adulta, hallaron los autores del estudio.

  Comentarios