Salud

Exitoso trasplante de brazos en Alemania

Karl Merk, de 54 años, fue sometido a una cirugía de transplante de brazos que duró 15 horas. El agricultor alemán muestra avances satisfactorios a 10 semanas del procedimiento.
Karl Merk, de 54 años, fue sometido a una cirugía de transplante de brazos que duró 15 horas. El agricultor alemán muestra avances satisfactorios a 10 semanas del procedimiento. AP

Un agricultor alemán que se sometió a fines de julio al primer trasplante mundial de dos brazos completos dijo sentir una "felicidad indescriptible'' por haber recuperado poco a poco sus sensaciones.

"Estoy tan feliz de tener de nuevo brazos después de haberme visto privado de ellos durante seis años'', declaró tímidamente Karl Merk, de 54 años, en su primera comparecencia ante las cámaras tras la compleja operación a la que fue sometido, la primera de estas características en el mundo.

La operación duró unas 15 horas y fue extremadamente compleja, ya que se juntaron los tejidos de la piel, musculatura, venas, huesos y nervios y, según explicó el paciente, ha empezado ya a recuperar la sensibilidad.

Merk, a quien una segadora de maíz le amputó ambas extremidades, explicó que puede realizar ya algunas tareas sencillas por sí solo, como encender y apagar la luz o el televisor.

El jefe del equipo médico, Christoph Höhnke, se mostró "moderadamente optimista'' acerca de si Merk logrará volver a trabajar como antes del accidente.

Los nervios están creciendo a un ritmo de un milímetro al día y empieza a notar cierto cosquilleo por debajo de las cicatrices.

Los médicos advierten que no puede descartarse aún el riesgo de un rechazo, pero consideran que éste desciende a cada día que pasa.

Merk realiza a diario ejercicios de recuperación y fisioterapia y está asimismo bajo terapia psicológica, en prevención de las secuelas que pueda padecer por el hecho de tener trasplantados los brazos de un "extraño''.

Los médicos calculan que hasta dentro de dos años no se sabrá hasta qué punto puede utilizar realmente sus brazos.

Ante las cámaras, el paciente hizo gala de buen estado de ánimo, dijo que para él lo más importante ahora era obtener el alta médica para regresar a su casa, en Allgäu (Baviera), con su esposa y dos hijas, y que su mayor deseo es poder volver a subirse a su motocicleta. EFE

  Comentarios