Nuevas investigaciones sugieren que, a partir de los 40 años, los adultos incluso saludables 
comienzan a perder ese aislamiento en una zona que controla la actividad motora en el cerebro, al 
mismo ritmo que la velocidad de reacción se reduce casi imperceptiblemente.
Nuevas investigaciones sugieren que, a partir de los 40 años, los adultos incluso saludables comienzan a perder ese aislamiento en una zona que controla la actividad motora en el cerebro, al mismo ritmo que la velocidad de reacción se reduce casi imperceptiblemente. GETTY IMAGES
Nuevas investigaciones sugieren que, a partir de los 40 años, los adultos incluso saludables comienzan a perder ese aislamiento en una zona que controla la actividad motora en el cerebro, al mismo ritmo que la velocidad de reacción se reduce casi imperceptiblemente. GETTY IMAGES