Salud

Células madre detienen virus del sida en paciente

Un paciente alemán con sida pudo dejar de tomar los medicamentos que había estado tomando por 10 años tras recibir un trasplante de células madre de un donante una rara variante de un gen conocido por su capacidad de resistir la enfermedad mortal. El trasplante también curó su leucemia, informaron los investigadores.

El donante de células madre estaba entre el 1 por ciento de personas blancas que tienen el gen de la variante que carece de una sección conocida como CCR5 y que ayuda al virus del sida a penetrar en la célula, según un informe del 11 de febrero en el New England Journal of Medicine. Los médicos en Berlín tenían la esperanza de que la inserción de las células madre en el paciente reconstruiría su sistema inmunitario y glóbulos de manera que careciera del fragmento CCR5.

Los resultados del experimento pueden orientar a los investigadores a una nueva manera de controlar el VIH, el virus del sida, que no obligue a los pacientes a tomar medicinas por el resto de sus vidas. Los científicos intensificarán ahora su búsqueda de terapias para lograr el mismo efecto, predijo Jay Levy, investigador de la Universidad de California, San Francisco.

"Creo que este artículo va a estimular a un montón de compañías a poner más énfasis en la terapia con genes'', dijo Levy en una entrevista telefónica. Levy no participó de la investigación y escribió un editorial que acompañó el estudio.

Uno de tales ensayos, patrocinado por Sangamo Biosciences de Richmond, estado de California, comenzó recientemente en la Universidad de Pensilvania. Probará una terapia genética con la cual se busca modificar las células inmunes en 12 pacientes infectados con VIH para que carezcan del receptor CCR5.

Los informes acerca del tratamiento exitoso del paciente alemán presentados en una reunión médica el año pasado afianzaron la creencia de la compañía de que estaban en la senda correcta, dijo Elizabeth Wolffe, portavoz de Sangamo.

El que hayamos podido insertar en el paciente células carecientes de CCR5 y hacer que estas células trabajaran para eliminar el virus nos dio mucha confianza, dijo el 10 de febrero en una entrevista telefónica.

El paciente de 40 años descrito en el informe había sido tratado en Alemania con medicamentos antivirales durante 10 años, desde que se diagnosticó su infección de VIH. En julio de 2006, contrajo leucemia y se lo trató con quimioterapia en un intento por erradicar el cáncer.

Aunque la quimioterapia controló el cáncer de sangre, también lo enfermó, causándole insuficiencia hepática y renal, dijo Gero Hutter, hematólogo del Hospital Benjamin Franklin en Berlín, quien encabezó su tratamiento y fue coautor del informe. Cuando los médicos detuvieron sus medicamentos antivirales, sus niveles del virus de sida se dispararon hasta que reanudó su ingestión a las pocas semanas.

  Comentarios