Salud

Las píldoras ganan terreno en la lucha contra el cáncer

Las píldoras son lo más nuevo en el tratamiento contra el cáncer y se espera que sean el 25 por 
ciento de todas las medicinas contra ese mal dentro de pocos años, en comparación con menos de 10 
por ciento en estos momentos.
Las píldoras son lo más nuevo en el tratamiento contra el cáncer y se espera que sean el 25 por ciento de todas las medicinas contra ese mal dentro de pocos años, en comparación con menos de 10 por ciento en estos momentos. Getty Images

El seguro médico de Chuck Stauffer pagó la operación quirúrgica para extirparle un tumor cerebral. También pagó dos tomografías del cerebro. Y le hubiera pagado completamente las decenas de miles de dólares de quimioterapia intravenosa en una consulta u hospital.

Pero apenas le cubrió el costo de la píldoras para el cáncer que el médico le recetó para que tomara en casa. Stauffer, granjero de 62 años de Oregon, tuvo que pagar $5,500 por los primeros 42 días de tratamiento con Temodar y $1,700 un mes después.

"Porque era una pastilla tuve que pagar yo'', dijo.

Las píldoras son lo más nuevo en el tratamiento contra el cáncer y se espera que sean el 25 por ciento de todas las medicinas contra ese mal dentro de pocos años, en comparación con menos de 10 por ciento en estos momentos.

Las medicinas por vía oral pueden liberar a los pacientes de tener que viajar con frecuencia a una clínica y tener que ponerse un suero. Además, son un avance para convertir el cáncer en una enfermedad crónica manejable, como la diabetes.

Sin embargo, para muchos pacientes cambiar los sueros por las píldoras representa un cambio enorme porque la economía y la práctica de la medicina para tratar el cáncer no se han puesto al día con la conveniencia de los anticancerígenos por vía oral.

Los seguros por lo general pagan los tratamientos intravenosos. Las píldoras, sin embargo, suelen estar cubiertas por planes de medicinas, por lo general menos generosos. En el caso de las costosas píldoras contra el el cáncer, los pacientes podrían tener que pagar grandes cantidades de su bolsillo o exceder rápidamente el límite de cobertura.

Para los médicos, el nuevo fármaco también presenta retos financieros. Los médicos pueden sacar partido de administrar medicamentos en la consulta pero no al prescribir recetas que se comprar en la farmacia.

En el caso de los fármacos orales para el cáncer "la tecnología ha privado a la sociedad de la capacidad de integrarlos a los tratamientos comúnmente aceptados'', dijo Carlton Sedberry, experto en farmacología de Medical Marketing Economics, una firma de asesoría.

Las compañías farmacéuticas afirman que ofrecen medicinas gratis y dan dinero a obras de caridad para ayudar con los copagos. Lee Newcomer, vicepresidente de Oncología de la aseguradoraUnitedHealthcare, dijo que muchas pólizas comerciales han puesto un límite a los gastos de copago anuales, de modo que los pacientes no tengan que pagar mucho todos los meses.

Pero los enfermeros y los activistas afirman que a muchos pacientes se les dificulta pagar esos medicamentos.

Sin embargo, Stauffer ya no es uno de ellos. Después que su hija, Heather Kirk, le contó su historia a Peter Courtney, presidente del Senado estatal, Oregon aprobó en el 2007 la primera ley estatal del país que exige a las aseguradoras cubrir por igual fármacos de quimioterapia tanto orales como intravenosos.

La aseguradora de Stauffer, Regence Blue Cross Blue Shield, le devolvió incluso el dinero que ya había gastado en Temodar. Varios otros estados, entre ellos Colorado, Hawai, Minnesota, Montana, Oklahoma y Washington, estudian en estos momentos medidas similares.

  Comentarios