LA TRABAJADORA social Jenny Hammer (izq) recibe a una mujer en un centro para ancianos en Seattle.
LA TRABAJADORA social Jenny Hammer (izq) recibe a una mujer en un centro para ancianos en Seattle. AP
LA TRABAJADORA social Jenny Hammer (izq) recibe a una mujer en un centro para ancianos en Seattle. AP