Salud

Se extiende enseñanza de medicina alternativa en universidades

Shu lin Wu aplica un tratamiento de acupuntura china al estudiante de primer año de Medicina en UM, Joshua Weiss, en una clase sobre este tipo de terapias.
Shu lin Wu aplica un tratamiento de acupuntura china al estudiante de primer año de Medicina en UM, Joshua Weiss, en una clase sobre este tipo de terapias. DAVID ADAME

Los futuros médicos y enfermeras están aprendiendo de acupuntura y de hierbas además de anatomía y fisiología en un número cada vez mayor de escuelas de medicina, en otro ejemplo de cómo la medicina alternativa se ha convertido en algo común. Y con frecuencia eso se hace con la ayuda del gobierno.

El gobierno ha invertido más de $22 millones para ayudar a las escuelas de medicina y enfermería a empezar a enseñar sobre la medicina alternativa, lecciones que algunos detractores dicen que están parcializadas a favor de remedios cuya eficacia no está comprobada.

También se ha invertido dinero adicional del fisco para reclutar y entrenar a médicos jóvenes a fin de que hagan investigaciones en ese campo, iniciando a muchos como proveedores de medicina alternativa.

El gobierno dice que los médicos tienen que conocer los remedios populares para poderlos discutir sin juzgar y aportar consejos competentes, y muchas universidades y agrupaciones médicas concuerdan.

El doctor Victor Sierpina, un acupunturista de la Rama Médica de la Universidad de Texas en Galveston que dirige a un grupo de académicos que favorecen este tipo de entrenamiento, dice que ‘‘los pacientes usan esas cosas'', sin importar si los médicos piensan que sirven o no.

Pero otros dicen que es como usar métodos "a lo Harry Potter''. Según los detractores, se les está pidiendo a los estudiantes que cierren los ojos a los principios científicos que guían el resto de su entrenamiento para que mantengan su mente abierta a una "pseudociencia''.

"Me preocupa que se les enseñe una manera de pensar ilógica a los estudiantes de medicina'' y a creer teorías biológicamente implausibles, como la curación a distancia y los campos de energía, dice el doctor Stephen Barrett, un médico retirado que opera un sitio en la red llamado Quackwatch, relacionado con trucos en la medicina.

El doctor Wallace Sampson, editor de la publicación Scientific Review of Alternative Medicine, dice que enseñar medicina alternativa implica su aceptación y "crea potencialmente más credulidad y una manera de pensar menos crítica y objetiva. Eso se hará notar de muchas maneras'', afirmá Sampson, incluyendo errores de juicio, engaños a personas con enfermedades serias, y normas y criterios menos estrictos.

El doctor Joseph Jacobs, ex director de la Oficina Federal de Medicina Alternativa, dice que la verdadera cuestión no es si la medicina alternativa debe enseñarse o no, sino cómo.

"Existe un paralelo en la discusión de creacionismo versus ciencia'' dice Jacobs. "Si el tópico se enseña objetivamente, para ayudar a los estudiantes a comunicarse con lospacientes, es una buena idea. Si se enseña como una manera de que los métodos alternativos sean aceptados, creo que eso es un tanto falso''.

A veces la línea es borrosa.

Algunas escuelas tienen fuertes vínculos con practicantes de medicina alternativa o personas que la promueven en los sitios de la internet o clases para estudiantes y el público.

Ese sector recibió un impulso hace 10 años con la creación del Centro Nacional de Medicina Alternativa, que convirtió la fusión de medicina alternativa y medicina común en "una meta central e incluyente'' y les dio $22.5 millones a 12 escuelas médicas, dos escuelas de medicina y la American Medical Student Association para que desarrollaran planes de currículo.

Las universidades de Kreitzer y Sierpina recibieron subsidios, y ambas están activas en el Consorcio de Centros Académicos de Salud para la Medicina Integrativa, 42 centros ocupados en investigar o abogar por la medicina complementaria y alternativa, o CAM.

Pero un repaso de algunos de los planes de enseñanza por los doctores Donald Marcus y Laurence McCullough, del Colegio de Medicina de Baylor, en Houston, concluye que son "sumamente parciales a favor de la CAM'', citan investigaciones de mala calidad, y no se actualizaron cuando los estudio mostraron que alguna terapia no funcionó. La reseña está en el número de septiembre de la publicación Academic Medicine.

La sección sobre remedios con base en hierbas en el plan de la Asociación de Estudiantes Médicos está escrita por el jefe del American Botanic Council, un grupo de estudios y de educación respaldado por esa industria.

Sierpina, que dirige el consorcio de escuelas médicas, dice que el propósito de esos planes de lecciones no es el de la propaganda.

"No estamos tratando de convertir a los estudiantes en practicantes de CAM, sino en aportarles sensibilidad a los orígenes de la gente, su medicina folclórica, sus remedios caseros'', dijo.

Sierpina dice que del mismo modo que hay creyentes que ignoran la evidencia de que algo no funciona, existen personas verdaderamente escépticas que adolecen de "una manera de pensar arrogante, de que todo ya se sabe''.

El doctor Mehmet Oz está de acuerdo. El cirujano cardiovascular de Columbia University, que frecuentemente sale en el programa de Oprah Winfrey y ahora tiene su propio programa, ha demostrado desde hace tiempo su amplitud mental hacia la medicina complementaria o alternativa.

"La medicina es muy provinciana. Hemos crecido pensando lo que otros nos han enseñado a pensar. Es imperativo que veamos lo que las culturas alternativas nos ofrecen, para ser por lo menos justos en nuestro escepticismo de su impacto'', señaló. De lo contrario, "nos arriesgamos a reprimir lo nuevo'', lo que nos trae ideas frescas.

Ideas frescas como las de Jimmy Wu, médico recién graduado de la Universidad de Wisconsin-Madison. Criado originalmente en una familia de Taiwán, Wu dice que las prácticas de curación tradicional están "muy arraigadas'' en su manera de pensar respecto a la salud y a la enfermedad.

"Es simplemente un modo muy distinto de observar'' al paciente para decidir sobre el tratamiento, en lugar de basarse tan marcadamente en pruebas de laboratorio y otros métodos tradicionales, señaló.

La escuela de medicina de Madison ofrecía un curso opcional en medicina alternativa. Buscando más que eso, Wu se pasó un verano en Beijing con un compañero de facultad, observando medicina tradicional china y acupuntura, y espera incluirlas en su práctica de medicina familiar algún día.

  Comentarios