Salud

Evaluaciones regulares para la buena salud del colon

El Dr. Gabriel Gavrilescu, vicepresidente del Departamento de Medicina Interna de Cleveland Clinic Florida, consulta al paciente Ben Schwartz.
El Dr. Gabriel Gavrilescu, vicepresidente del Departamento de Medicina Interna de Cleveland Clinic Florida, consulta al paciente Ben Schwartz. the Miami Herald

La indigestión, el reflujo ácido, el estreñimiento severo y el cáncer de colon, afectan a personas de todas las edades pero, en especial, a las de edad avanzada.

“Cualquier parte del tracto gastrointestinal puede verse afectado por la edad”, dice el Dr. Marc Lederhandler, gastroenterólogo en el Centro de Endoscopía de Baptist Health Galloway.

Lederhandler comenta que el sangrado gastrointestinal inferior, la diverticulosis y el cáncer de colon, son problemas en el tracto digestivo que afectan a las personas de mayor edad. Las evaluaciones regulares son clave para la buena salud del colon.

Una tercera parte de las personas desarrollan pólipos después de los 50 años, y el 98 por ciento de casos de cáncer de colon comienza con pólipos benignos.

En dependencia del tamaño y la cantidad de pólipos, “se determina si repetimos la colonoscopía en tres meses o en tres años”, dice.

La diverticulitis, bolsillos o bolsas que se forman en la pared del colon, puede complicarse por infección. Su tratamiento va desde antibióticos hasta cirugía y transfusiones de sangre.

La incontinencia fecal es también un problema que afecta a las personas de edad avanzada, a las mujeres en mayor proporción. Esto se debe a cambios en el esfínter anal y a la falta de fuerza al apretar, explica.

Una forma de tratamiento, la biorretroalimentación, enseña a los pacientes cómo fortalecer los músculos anales para ayudar a controlar los movimientos intestinales de forma que puedan llegar a tiempo al baño.

Lederhandler dice que los factores externos como la diabetes y el uso del tabaco, pueden hacer envejecer a las personas aún más.

Los medicamentos, incluyendo los del dolor, son una causa de estreñimiento independientemente de la edad, pero la alteración de la tonicidad muscular del colon es más sensible a los narcóticos en personas de edad avanzada.

¿Otros factores que contribuyen al estreñimiento? La deshidratación, la falta de ejercicio y la lentitud general en la digestión que viene con la edad.

“Siempre es bueno llevar una vida saludable”, dice Lederhandler. “No puedo prescribir una dieta o un programa de ejercicios, pero es importante evitar el alcohol y el tabaco. Una dieta rica en fibra es una buena forma de ayudar, pero no sustituye una evaluación general”.

David Kofler, de 89 años, estaba sufriendo de estreñimiento a pesar de la dieta y el ejercicio. “Siempre he comido muchos vegetales y pescado y, en años recientes, he reducido la carne”, dice Kofler. Lleva un estilo de vida saludable y camina en la trotadora varias veces a la semana.

También toma un laxante diario para tratar el estreñimiento. Kofler es paciente del Dr. Gabriel Gavrilescu, quien se especializa en medicina interna en pacientes geriátricos en Cleveland Clinic.

Gavrilescu comenta que el estreñimiento ocurre con mayor frecuencia en personas mayores de 65 años y es más prevalente en las mujeres.

El estreñimiento es más común en las personas de edad avanzada, porque las dietas tienden a tener una cantidad insuficiente de fibra y están menos activos de lo que solían. Ambas cosas van de la mano, dice.

“Siempre me gusta hablar sobre prevención. [La colonoscopía] es la regla de oro del cuidado y a los 50 años de edad, todo el mundo debe hacerse una”, comenta.

Cuando trata el estreñimiento, evalúa cuidadosamente la necesidad de cada medicamento y se asegura de que los pacientes ingieran suficiente agua. “Luego nos aseguramos de que ingieren suficiente fibra. La mayoría de las ocasiones, recomendamos productos naturales como granos, vegetales, manzanas, cereales y panecillos de salvado”, dice.

Si eso no funciona, recomienda laxantes como Miralax y Dulcolax o algo más fuerte con receta. “También tenemos que pensar siempre sobre otros problemas”, comenta. “El estreñimiento puede ser una señal de cáncer de colon”.

Si los pacientes usan tabaco, han estado anémicos recientemente o pierden peso con rapidez, la primera pregunta que Gavrilescu hace al paciente es: “¿Cuándo fue su última colonoscopía y qué mostró?”

Pero los problemas en el tracto digestivo comienzan en el momento en que el alimento, las bebidas y los medicamentos entran al cuerpo.

El Dr. Leon Maratchi, gastroenterólogo en Memorial Healthcare System, dice que la absorción de calcio en el intestino delgado disminuye con la edad, lo que produce osteoporosis. Hasta el hígado, que desintoxica las medicinas, afecta el tracto digestivo según se envejece.

“Las personas mayores toman a menudo medicamentos que necesitan metabolizarse en el hígado y estos se pueden acumular”, dice Maratchi.

El reflujo ácido, la acidez y la dificultad para tragar también aumentan con la edad.

Maratchi dice que el revestimiento del estómago es menos protector cuando se envejece y es importante cambiar la dieta según sea necesario y evitar acostarse durante o inmediatamente después de comer.

Las personas de edad avanzada pueden no percatarse del reflujo ácido, dicen los médicos.

Lederhandler aconseja que los pacientes eviten consumir cafeína, alcohol, chocolate de menta, bebidas cítricas y carbonatadas, entre otros alimentos y bebidas. También recomienda evitar alimentos durante las tres horas previas a acostarse.

El esófago se comprime para empujar el ácido de regreso.

“Los jóvenes sentirán el ácido quemando. Las personas de edad avanzada pierden la sensación y son más propensos al reflujo ácido porque según el esófago envejece es menos capaz de responder a la distención [inflamación abdominal]. La exposición prolongada al ácido puede producir esofagitis ulcerativa severa y tener complicaciones como sangrado”.

Cuando se detecta a tiempo, el tratamiento puede ser tan sencillo como tomar un inhibidor como Nexium.

Un impedimento para tragar es también un problema grande con una persona adulta mayor. Gavrilescu dice que más del 70 por ciento de las personas mayores de 65 años tienen algún impedimento para tragar.

“Esto puede causar tos o aspiraciones”, dice Maratchi. “Algunas personas necesitan terapia del habla para ayudarles a fortalecer los músculos en la parte trasera de la garganta”.• 

  Comentarios