Salud

Instituto de Medicina pide normas obligatorias para reducir sal en alimentos

Un nuevo informe exhorta a la Dirección de Alimentos y Medicamentos (FDA) a que ponga fin al romance de la población con la sal.

Tras más de 40 años de esfuerzos infructuosos por una reducción voluntaria del contenido de sal en los alimentos procesados y las comidas de restaurante, el informe del Instituto de Medicina hace un llamado a establecer normas obligatorias para reducir gradualmente el contenido de sal en los alimentos.

El informe recomienda que la FDA trabaje con el sector alimentario para limitar la cantidad de sal que los restaurantes, los fabricantes de alimentos y las compañías de servicio de alimentos pueden añadir a sus productos. El nivel aceptable puede variar según el grupo de alimentos, como carnes, pan y granos, bebidas, sopas y condimentos.

Como la mayoría de la sal en la dieta se consume en comidas preparadas y alimentos procesados o empaquetados, las recomendaciones para reducir el consumo están dirigidas a los fabricantes de alimentos y la industria de preparación de alimentos.

El informe pide que se aumente el personal y los fondos de la FDA para implementar los cambios y supervisar el cumplimiento.

El objetivo es disminuir el consumo promedio de sal por debajo del nivel de riesgo de hipertensión, enfermedades cardiacas y derrame cerebral, pero hacerlo gradualmente para no sacrificar el sabor.

Los estadounidenses consumen en promedio unos 3,400 miligramos de sal, casi una cucharadita y media diaria. Los expertos dicen que es perjudicial para la salud de los adultos consumir mÍs de 2,300 miligramos, una cucharadita al día. Los mayores de 50 años deben consumir incluso menos.

  Comentarios