Salud

Células madre: células doradas para la tercera edad

Cada vez vemos más pacientes que buscan una solución no quirúrgica para sus problemas de dolor.
Cada vez vemos más pacientes que buscan una solución no quirúrgica para sus problemas de dolor. Ibsen Fundora

El ejemplo de hoy ilustra la trascendencia de las células madre en la población adulta más conocida como la tercera edad.

No es menos cierto que atendemos a un grupo numeroso de atletas jóvenes de alto rendimiento en nuestro instituto de Stem Cell Miami que practican un sinnúmero de deportes, incluyendo: béisbol, Mixed Martial Arts (MMA), boxeo, fútbol, tenis, automovilismo, atletismo, entre otros, pero la verdad es que la mayoría de nuestros pacientes son mayores de 50 años.

Este es el caso de Dallas, un paciente de 88 años, pero fuerte como un toro, excepto por su dolor en la espalda y ciatalgia constante. Dallas solía montar bicicleta de carreras y hacer varias millas todos los días, además de bucear y hacer otras múltiples actividades físicas. Sin embargo, a pesar de su buena salud, el problema de su espalda lo limitaba para disfrutar plenamente de estas actividades.

La cirugía, con su diagnóstico de estenosis (cerrado el canal donde transitan los nervios), significaba una operación extensa, donde se cortan los huesos del espinazo para liberar nervios y fusionar (término correcto) con unas cajas de titanio, tornillos y barras. En adición a varias horas de anestesia general, pérdida de sangre y largos meses de terapia física.

Sin embargo, Dallas decidió tomar el “camino menos transitado”, o sea, implantarse las células madres dentro del canal. En su caso usamos una nueva técnica de la que somos pioneros y le implantamos células, factores de crecimiento, citoquinas y micro RNA de placenta y cordón umbilical de niños recién nacidos, sanos, procedimiento plenamente aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Este nuevo producto celular de los que somos sus primeros promotores, abre un nuevo capítulo en el libro de la medicina celular. No tenemos que colectar las células madre de médula ósea o grasa, evitamos todo este procedimiento, en casos como el de Dallas, ya que sus células habían envejecido más de lo aceptable (¡88 años!).

Reitero que la placenta y cordón NO SON TEJIDOS EMBRIONARIOS, son un tipo de tejido especial que solo existe una vez en la vida, las células son tan especiales que no causan reacción, ni rechazo, no solo a la madre ni al bebé, sino a ninguna persona a que se le inyecte. Esto solo se supo recientemente. Para poner un ejemplo, si pudiéramos hacer un corazón de células de placenta y cordón umbilical ¡podríamos implantárselo a cualquier persona! ¡Sin rechazo alguno!

Por ende, yo las he bautizado como las células doradas, ya que hasta ahora es la opción ideal para los pacientes de la tercera edad, por su seguridad y sobre todo su gran efectividad.

Para información sobre los seminarios gratuitos que ofrece el Dr. Castellanos el último sábado de cada mes, llame al 305-598-7777; confirme su asistencia por teléfono, por favor. Si desea una evaluación gratuita y conocer si sus células madre pudieran controlar su dolor, llame a mismo número. Preguntas directas al doctor, escriba a info@stemcellmia.com. Siga a StemCellMia: @Stemcellmia, Facebook o Twitter, por el canal de YouTube de StemCell o en www.stemcellmia.com

  Comentarios