Salud

Una rutina para el viajero

Si su trabajo requiere que viaje constantemente, sabe bien lo difícil que puede resultar mantener una rutina de ejercicios. Entre las vacaciones, las horas de viaje y las reuniones, quizás no le quede mucho tiempo para ejercitarse.

Sin embargo, sólo necesitará un poco de dedicación y planificar mejor su tiempo para que los viajes de negocio no sean un obstáculo a la hora de mantenerse en forma. Haga las maletas pensando en lo que quiere hacer y lo que hay disponible en el lugar que visitará.

Cuando vaya a hacer su reservación, llame al hotel donde se hospedará y pregunte si tienen un gimnasio interno que pueda utilizar, o alguno cerca. Entonces, empaque de acuerdo a la actividad que le gustaría realizar.

Tenga en mente que siempre debe de llevar consigo sus tenis y su ropa para hacer ejercicios. Si hay piscina y le gusta nadar, no olvide su traje de baño.

Si es aficionado al tenis o al ráquetbol, sepa que algunos hoteles cuentan con canchas y entrenadores para practicar estas disciplinas. O si prefiere levantar pesas, entonces la música puede ser una buena compañía.

Si usted es de los que prefieren otro tipo de actividad, considere alquilar una bicicleta o patines de línea. Pregunte en la recepción del hotel dónde los puede alquilar.

Una sugerencia es viajar con sus zapatos de caminar. Si tiene que esperar algún tiempo en lo que aborda un avión de conexión, considere alquilar un locker y camine vigorosamente por el aeropuerto. Utilice sus brazos para incrementar los latidos del corazón.

Durante el viaje es saludable que se levante del asiento cada hora para estirar los músculos y caminar. Lo mismo si viaja por tren. Si el viaje es en carro, pare ocasionalmente; incluso una simple caminata en el área de reposo le puede subir la energía.

Si las opciones en su hotel son limitadas, utilice la creatividad ejercitándose en los pasillos, escaleras, los jardines o nadando en la piscina. Si empacó su soga de brincar, ésta es una gran opción que no requiere de mucho espacio.

Marche en el mismo lugar agitando sus brazos para aumentar el consumo de calorías. Alquile un programa de ejercicios en el sistema del hotel o sencillamente coloque en el reproductor de DVD o en la computadora su rutina de ejercicios favorita.

Otra alternativa es hacer ejercicios de resistencia con las bandas elásticas (gomas). Con ellas puede trabajar casi todas las partes de su cuerpo. No descarte ejercicios para los abdominales, lagartijas y squats.

Mantener la rutina puede ayudarle a ajustarse a los cambios de hora y al estrés del viaje. No tiene que ejercitarse por una hora para sentirse mejor. Programe su rutina de ejercicios según el tiempo que dispone. ¤

www.simonefitness.com

  Comentarios