Salud

134 libras de menos en 8 meses ¡Sí se puede!

Hoy quiero compartir una historia de la vida real. Es el testimonio de Carlos Alexander, un hombre lleno de sueños y metas que vivió una historia de amor con la comida que se convirtió en una pesadilla. ``No fui un niño obeso, todo lo contrario, era saludable. Como la mayoría de los niños, jugaba en la calle y montaba en bicicleta. Comencé a ganar peso cuando me trasladé de Puerto Rico a Miami, en busca de alcanzar mi meta de ser actor y bailarín. Con esta mudanza me sentía melancólico. Extrañaba mucho a mi familia y amigos; me sentía solo. No supe manejar estos sentimientos. Dejé de hacer ejercicios y encontré en la comida un tranquilizante.

``Sabía que al ser obeso, ponía en riesgo mi salud. No tenía dudas de que si seguía comiendo como lo estaba haciendo, en menos de cinco años padecería serias condiciones de salud. A este paso, en 10 años estaría muerto. La comida me dominaba. Sin embargo, una voz interna me decía que tenía que cambiar. Era una decisión de vida o muerte. ``Decidí hacer algo por mí. Un día vi el programa de televisión Voces de América que produjo Emilio Estefan.

En ese show, tipo reality, Simone era el entrenador personal de los participantes. En ese momento, decreté que algún día, ese italiano iba a entrenarme. Pasaron los años y me enteré de que Simone iba a entrenar a los participantes de Ritmo Dieta en Sábado Gigante. Llamé a los productores y me apunté para participar en las audiciones. Luego de varios días, sonó mi teléfono y me dieron la buena noticia de que había sido elegido para participar en el concurso. Finalmente, Simone me iba a entrenar, tal y como lo había decretado años atrás. ``Confieso que antes del concurso, no hacía ejercicios. Quería estar `preparado´ para el encuentro con mi nuevo entrenador. Entré a su página en internet y compré el programa básico de ejercicios.

Cuando comenzó el entrenamiento formal para el concurso, descubrí que la rutina que Simone nos hacía era la misma del internet. Hoy en día, la hago a diario. Mi cuerpo es otro. Luzco distinto y me siento saludable. Ahora estoy finalizando mis estudios para convertirme en entrenador personal. Quiero pasar mis conocimientos a otros.

``Mi relación con la comida también cambió. Antes, compraba comida rápida. Ahora, preparo la mayoría de mis alimentos. Como mucha carne magra o sin grasa y vegetales. De vez en cuando hago mis desarreglos y como chocolate, pero con moderación. ``He perdido 134 libras en ocho meses y soy un hombre lleno de energía. Desde hacía muchos años, no me sentía tan seguro y confiado. Amo mi nueva vida. ``Gracias Simone. ``¡SI SE PUEDE!´´ La vita es bella. ¤

  Comentarios