Salud

Un diabético puede morir 6 años antes que una persona sana

Una persona de 50 años que sufra de diabetes muere seis años antes que una persona que no padezca la enfermedad, y no sólo de un ataque al corazón o un derrame cerebral, sugieren nuevas investigaciones.

Los grandes esfuerzos internacionales para medir el efecto de la diabetes concluyeron además que el padecimiento aumenta asimismo el riesgo de morir prematuramente de otras enfermedades, entre ellas el cáncer de seno y la neumonía.

"Es una gran variedad de condiciones'', dijo el doctor John Danesh de la Universidad de Cambridge en Gran Bretaña, quien presidió el equipo de investigadores. Mientras que la mayoría de la gente piensa en problemas cardíacos, lo sorpresivo es que la diabetes "parece estar asociada con un rango mucho más amplio de implicaciones para la salud de lo que se sospechaba anteriormente''.

Para poner en contexto los seis años perdidos, dijo, un ejemplo es que la vida de los fumadores a largo plazo se acorta en 10 años. El análisis reunió información médica de 820,900 personas de casi 100 estudios, llevados a cabo principalmente en Europa y Norteamérica. Los resultados se publicaron en el número del jueves de la revista New England Journal of Medicine.

La diabetes, la séptima causa en importancia de muerte en EEUU, afecta a alrededor de 26 millones de estadounidenses, o sea, un 8 por ciento, entre ellos 7 millones que no han sido diagnosticados. Se consideró que la mayoría de los participantes en el estudio padecían la forma más común, el Tipo 2, que ocurre cuando el cuerpo no fabrica suficiente insulina o no puede utilizar la que fabrica para regular el nivel de azúcar en la sangre.

Las nuevas investigaciones no incluyeron a los que ya tenían enfermedades cardíacas cuando se enrolaron por primera vez. Se hizo seguimiento a los participantes durante un promedio de 13½ años, y hubo más de 123,000 muertes. En general, el índice de muertes por diversas causas fue más alto para las personas con diabetes que para los que no la padecen.

Los investigadores tuvieron en cuenta otros factores de riesgo que podrían influenciar los resultados: edad, sexo, peso y hábitos de fumar. Ellos concluyeron que las personas con diabetes tenían el doble de riesgo de morir de un ataque al corazón o un derrame cerebral, en comparación con los no diabéticos.

Danesh dijo que una conclusión interesante fue un mayor riesgo de suicidio entre los diabéticos. Otras investigaciones han vinculado la diabetes con la depresión, señaló.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios