Salud

20 programas para niños con necesidades especiales

Alexis Greenberg (a la derecha), dentro del espectro del autismo, es voluntaria especial que valora la importancia de dar y recibir.
Alexis Greenberg (a la derecha), dentro del espectro del autismo, es voluntaria especial que valora la importancia de dar y recibir. Friendship Circle Miami

Noah McPherson, de 19 años, y Alexis Greenberg, de 39 años, ambos dentro del espectro del autismo, son dos voluntarios especiales que valoran la importancia de dar y recibir en la vida para su desarrollo personal. Ellos han aprendido a vivir mejor gracias al regalo de la amistad.

Greenberg y McPherson ya no son estudiantes, aunque nunca se acaba de aprender, ahora son voluntarios de The Friendship Circle, organización nacional sin ánimo de lucro con 20 programas diferentes, no disponibles generalmente en las escuelas, dirigidos a más de cien niños y adultos con necesidades especiales de todo tipo, procedentes en su mayoría de Homestead, Palmetto Bay, Pinecrest, Kendall, Coral Gables, Coconut Grove y Hialeah.

Lo más probable es que estos niños con necesidades especiales no reciban la atención que necesitan para mantener su interés, y no pueden mantenerse al día con un grupo típico.

Nechama Harlig, presidenta de The Friendship Circle en Miami

“Lo más probable es que estos niños con necesidades especiales no reciban la atención que necesitan para mantener su interés, y no pueden mantenerse al día con un grupo típico”, comenta Nechama Harlig, la presidenta de The Friendship Circle en Miami, organización que cuenta con instructores cualificados y expertos y unos 150 adolescentes voluntarios, la mayoría típicos adolescentes y otros con necesidades especiales, que ayudan a los niños diagnosticados bajo el umbral del autismo tras realizar un seminario de orientación, entre otros requisitos.

En los programas de The Friendship Circle, a cada niño o adulto con necesidades especiales se le asigna un voluntario, quien acabará convirtiéndose en un amigo especial, para que “trabaje y conecte con ellos y disfruten del regalo de la amistad”, afirma Harlig. The Friendship Circle, que incluso ayuda a niños de dos años de edad, cuenta con múltiples programas, de grupos pequeños, para todas las edades.

Cuando Noah era estudiante con necesidades especiales se sintió injustamente excluido de las actividades cotidianas de la escuela debido a su condición. Le hubiera gustado asistir a las clases regulares.

A Alexis le sucedía lo mismo con actividades como matemáticas y gimnasia. “Los niños no pedían que me uniera al grupo y los maestros tenían que hablar en mi nombre”, cuenta. “No era bueno en matemáticas, y aún no lo soy, pero lo hago todo y estoy aprendiendo todos los días. Y no era muy bueno escalando, mi equilibrio no es tan bueno”.

Estos voluntarios son conscientes de que ayudar a niños y adolescentes con necesidades especiales impacta siempre en la vida de todos. La mayoría de ellos ni pueden participar en ligas deportivas regulares de las escuelas ni tampoco en los grupos de arte y música.

Noah y Alexis, voluntarios ahora del programa Tween Scene durante dos años y Young Adult (Adultos Jóvenes) durante seis años, respectivamente, conocieron a sus amigos especiales, Dylan y Carolina en The Friendship Circle, quienes tras ser emparejados no han parado de aprender juntos.

“Hacer amigos es muy importante para mí. Sin ellos, no sé lo que haría. Independientemente de su edad, es muy importante tener amigos”, recalca Alexis. “En el programa de Young Adult aprendí a comunicarme y entenderme con las personas. He aprendido que hay muchas más cosas en las que puedo ayudar quienes están ahí. No hay que ser tímido. ¡Puedo decir lo que pienso!”

Dice Noah que ha aprendido algo muy valioso: “A devolver y ayudar a otros”. Ahora Noah ayuda ahora a un niño de 13 años. “Lo más difícil es que a veces abandona o no escucha, pero enseguida lo vuelvo a atrapar”, asegura. “Lo más fácil es brindar apoyo y orientación”.

Para Alexis, lo más difícil es ser paciente. “Siempre trato de recordar que respirar profundo es importante cuando empiezas a sentirte frustrado. Me repito: ‘Cálmate, todo estará bien’”, expresa. “Todo es fácil cuando sabes que estamos ahí el uno para el otro y que puedo aplicar las habilidades que uso como asistente de preescolar para ayudar como voluntario”.

Programas de arte, música y deporte toda la semana

El programa Friends at Home son visitas a domicilio para que el amigo especial juegue con los niños más pequeños, que también pueden optar a programas como Children’s Circle, No School Fun Days, Summer Camp y Winter Camp, que brindan a los participantes amistad y diversión cuando sus familias necesitan un respiro.

Los niños con necesidades especiales de primaria pueden participar en los programas Children’s Circle, Tween Scene, Sports Circle, Art Circle, FC Band, No School Fun Days, Summer Camp y Winter Camp. Y los adolescentes de secundaria pueden optar a todos los programas, especialmente Life Skills (Habilidades para la Vida), dirigido también a preadolescentes.

Para los adultos mayores de 20 años está el programa Young Adult, grupo social que se reúne dos veces al mes para hacer excursiones y reuniones sociales.

En el programa de Sports Circle, todos los lunes, los niños con necesidades especiales aprenden todo tipo de deportes, principalmente baloncesto y fútbol, guiados por un entrenador especializado y con experiencia con niños con necesidades especiales. “Primero aprenden las habilidades del juego y luego cómo implementarlo. Aprenden deportividad y ganan en la camaradería de jugar juntos”, especifica la directora de programas.

Todos los martes el programa Art Circle, impartido por una terapeuta de arte con maestría en terapia artística, con experiencia en personas con necesidades especiales, enseña a trabajar con diferentes medios, a fomentar la creatividad y a trabajar en equipo. “Crean pinturas sobre lienzo, modelos tridimensionales de papel maché, autorretratos, aprenden a usar técnicas de dibujo para familiarizarse con diferentes gestos faciales y señales sociales”, apunta Harlig.

El programa de música se llama Friendship Circle Band. Todos los miércoles un talentoso profesor de música popular y su asistente enseñan cómo tocar instrumentos como el tambor, la guitarra eléctrica, el teclado y el cajón. “Todos los participantes y sus voluntarios rotan. Van de un instrumento a otro y pasan un tiempo aprendiendo a tocar ese instrumento en particular. Luego, todos aprenden a cantar y tocar juntos una canción popular”, señala Harlig.

Los programas de Life Skills Around Town, centrado en habilidades sociales e interacción con el mundo que les rodea y comunicación verbal, y Equestrian Circle son cada jueves. Y cada dos domingos, los programas de Children’s Circle, Tween Scene y Teen Scene.

“En el programa Life Skills Around Town, los llevamos en autobús a visitar supermercados, bibliotecas, restaurantes, etc. Por ejemplo, en el supermercado, el voluntario adolescente camina con el niño y lo ayuda a buscar los artículos de su lista de compras, a calcular cuánto dinero necesitan y cómo pagar”, relata Harlig.

Además, hay programas especiales para divertirse en familia, conferencias para padres y el club del voluntario.

Todos estos programas ayudan a promover las habilidades sociales y la comunicación verbal. “Todos son en inglés, pero tenemos personal que habla español y si el primer idioma es el español, emparejamos con un voluntario que habla español. No hay programas en español, porque muchos de los voluntarios hablan español”, puntualiza Harlig.

Caminata ‘Walking 4 Friendship’, domingo 18 de marzo, para recaudar fondos

Esta organización ha convocado a una caminata anual “Walking 4 Friendship”, de tres kilómetros, el domingo 18 de marzo en la sede de Friendship Circle (8700 SW 112 St., en Killian Parkway, Kendall), con el principal objetivo de recaudar fondos para el nuevo campus, que contará con muchos más salones para padres, voluntarios y todas las actividades. “Además de aumentar el número de participantes y de programas en la comunidad”, anuncia Harlig.

El registro es de 9 a 10 a.m. A continuación la caminata, con escolta policial, acompañados por la Banda Junkanoo. El Walk-a-Thon, un evento con actividades para toda la familia a lo largo de la caminata, es de 11 a.m. a 1 p.m., con un carnaval y una feria con entretenimiento, en la que también participa la banda de música del Friendship Circle. También, hay grandes atracciones como Whirlwind, Tubs of Fun, Red Rock Wall, X Run Challenge, Meltdown y bounce houses. Además, hay pintura de caritas, comida, y mucho más. Se ofrece ayuda y servicio a personas con discapacidades.

Siga a Isabel Olmos en Twitter: @IsabelOlmos

Más información: www.friendshipcirclemiami.org, 8700 South West 112 St., 305-234-5654

Caminata ‘Walking 4 Friendship’

The Friendship Circle convoca a una caminata anual “Walking 4 Friendship”, de tres kilómetros, el domingo 18 de marzo en la sede de Friendship Circle (8700 SW 112 St., en Killian Parkway, Kendall), con el objetivo de recaudar fondos para el nuevo campus, que contará con muchos más salones para padres, voluntarios y todas las actividades.

  Comentarios