Salud

Más cirugías estéticas entre los hombres

Pedro Alfaya perdió más de 50 libras, pero en el proceso, ganó exceso de piel en la cintura que no podía perder. así que el mes pasado se sometió a una abdominoplastia.

“Me siento y luzco mejor. Pero lo más importante es que al perder peso siento como si me hubiesen quitado un peso enorme del abdomen”, dice Alfaya, de 42 años y residente de Miami.

La cirugía plástica ha avanzado mucho desde que Alfaya pensó, a los 20 años en someterse a una abdominoplastia. En ese momento no estaba tan aceptada la idea. “Actualmente es como cortarse el pelo”, dice.

“No siento vergüenza de decir que lo hice”, expresa. “Por el contrario, me siento como no me había sentido en mucho tiempo”.

Aunque el número de hombres sigue siendo mucho menor que el de las mujeres en cuanto cirugías plásticas y procedimientos cosméticos que se realizan en la nación, su presencia se convierte en algo más común en las salas de espera del sur de Florida, dicen los médicos.

El Dr. Johnny Franco, cirujano plástico de Plastic Surgery en Miami, quien realizó la abdominoplastia de Alfaya, dice que cada vez son más los hombres que llegan para someterse a procedimientos cosméticos, desde Botox hasta rellenos dérmicos, liposucción y abdominoplastia.

“No pasa un día donde no vea, al menos, a un hombre para algún procedimiento. Eso no sucedía hace cinco años”, dice Franco, quien estima que un 10 por ciento de sus pacientes son hombres.

En total, 14.6 millones de procedimientos de cirugía estética, incluyendo las mínimamente invasivas y las quirúrgicas, se realizaron el pasado año en hombres y mujeres en los Estados Unidos, un aumento de un 5 por ciento desde el 2011, de acuerdo con la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos.

El porcentaje de hombres del total no está todavía disponible para el 2012, pero, en el 2011, fue de 13 por ciento para procedimientos de cirugía cosmética y 9 por ciento para procedimientos cosméticos mínimamente invasivos, o 9 por ciento en total, de acuerdo con los datos de la Asociación.

Los procedimientos cosméticos en los hombres han aumentado 106 por ciento desde el 1997, dice el Dr. Onelio García, Jr., cirujano plástico de Aesthetic Plastic Surgery Miami y portavoz de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos.

Según él, las cinco cirugías cosméticas principales para los hombres son liposucción, rinoplastia (procedimientos de la nariz), cirugía de párpados, gynecomastia (eliminación de tejido excesivo de mama) y reconstrucción de orejas.

“El tabú que había entre los hombres sobre la cirugía plástica ha desaparecido”, dice García, quien menciona que el 10 por ciento de sus pacientes son hombres.

Atribuye esto a un aumento en la cirugía de párpados en los hombres que sienten que compiten con colegas más jóvenes que no tienen bolsas bajo los ojos, por lo que el procedimiento se conoce como “cirugía ejecutiva”.

Los hombres más jóvenes, en cambio, optan por la “liposucción de alta definición”, que le da una mejor delimitación del six-pack abdominal, comenta García.

“Se realiza con VASER, un dispositivo ultrasónico que derrite la grasa antes de removerse, provocando contracción del tejido y permitiendo que podamos esculpir bajo la piel y crear la onda que usted ve en un paquete abdominal (six-pack)”, expresa.

“Aunque hace 10 años la liposucción se hacía, entre los hombres, porque tenían panza, según ellos decían, es decir, para reducir, ahora piden escultura de cuerpo”, menciona García.

Los médicos comentan que los pacientes hombres tienden a diferir de las mujeres en formas sutiles. En general, los hombres prefieren procedimientos estéticos menores porque toma menos tiempo, tiene un proceso de recuperación menor y conlleva menos dolor y molestia, dice García.

Aunque para los hombres es más difícil tomar la decisión de visitar a un cirujano plástico, una vez lo deciden quieren que el procedimiento se realice al día siguiente, dice Franco, añadiendo que las mujeres tienden a preferir hacer más investigación y pensar sobre ello.

Los procedimientos mínimamente invasivos, tales como las neurotoxinas Botox y Dysport, así como los rellenos dérmicos, están entre los procedimientos cosméticos más populares y están aumentando su popularidad entre los hombres, dice el Dr. Iván Camacho, dermatólogo en práctica privada en Coral Gables y el sur de Miami, quien es también profesor voluntario de dermatología en la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami.

“Nuestras metas de rejuvenecimiento y metas estéticas son diferentes”, dice. “No estamos buscando belleza. Queremos lucir refrescantes y sentirnos seguros”.

Para los hombres, los resultados deben también ser sutiles y lucir naturales, dice Camacho, quien recientemente realizó una presentación sobre los procedimientos cosméticos para hombres en una reunión de la Academia Americana de Dermatología en Miami Beach. “Los hombres, más que las mujeres, van a ser muy sensibles sobre los resultados exagerados”.

La piel de los hombres es diferente de la de las mujeres. Es 20 por ciento más gruesa y tienen menos grasa subcutánea, dice.

“Conociendo que quemamos tanta grasa, los rellenos dérmicos se están emparejando con las neurotoxinas porque la pérdida de volumen es uno de los factores más importantes en el proceso de envejecimiento en los hombres”, comenta Camacho, quien estima que 20 por ciento de sus pacientes cosméticos son hombres.

Uno de los tratamientos de relleno dérmico más popular, menciona, es bajo los ojos, para pacientes que dicen que se ven cansados y cuyos ojos tienen una apariencia hundida debido a la pérdida de grasa.

“Solo quieren regresar a donde estaban hace 10 años, para revertir los cambios sucedidos con el proceso natural de envejecimiento”, expresa Camacho.

Otros tratamientos de los que se están beneficiando los hombres incluyen CoolSculpting, que congela la grasa en el abdomen y los costados, y que Camacho mismo se realizó, y la remoción de vellos por láser, que puede remover vellos de la parte baja del cuello que se irrita del afeitado, o en la espalda.

A menudo, las esposas y novias los llevan para remover los vellos de la espalda, dice Camacho.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios