Salud

Cómo lograr cuerpos atléticos sin ejercicio

Normalmente los cuerpos atléticos se logran con ejercicio y dieta. Sin embargo, para algunas personas es difícil lograr los resultados, no importa los múltiples esfuerzos que hagan. Otros simplemente no quieren imponerse el sacrificio de las agotadoras rutinas diarias.

Cualquiera que sea el caso, existe otra alternativa aparte del gimnasio: es en el quirófano, donde en cuestión de horas se pueden esculpir músculos de pectorales, abdominales y cintura, entre otras áreas del cuerpo, a través de la llamada Vaser Hi Def Lipo o lipoescultura de alta definición.

La técnica hace uso de la tecnología del Vaser Ultrasound, un sistema de liposucción asistida por ultrasonido, que retira la grasa de las diferentes áreas del cuerpo al tiempo que las esculpe. En ciertas ocasiones, también el exceso de grasa se extrae de un área y para implantarla en otra deficiente de esta.

Los cirujanos plásticos que se especializan en esta técnica la consideran más precisa y más segura que la lipoescultura tradicional.

“A diferencia de la liposucción tradicional que retira capas de gasa profunda e intermedia, sin tocar la capa superficial, la Vaser Hi Def es un procedimiento en el que se trabaja en la capa subdermal del tejido graso”, explica el doctor Pat Pazmino, cirujano plástico certificado por el American Board of Plastic Surgery, quien tiene su consulta en Brickell Ave.

“Es como descubrir los músculos cubiertos por la capa superficial de grasa, que oculta su forma definida”, describe.

Pazmino forma parte de un grupo de cirujanos especializados en la técnica del Vaser Hi Def Lipo, entrenados por su creador el doctor Alfredo Hoyos, cirujano plástico con práctica en Colombia y director científico e instructor para el Dynamx International Center for Artistic Body Sculpting. Hoyos dicta seminarios sobre el tema.

“El entrenamiento es solo para cirujanos plásticos acreditados y con experiencia; requiere, además, de ciertas habilidades artísticas”, destaca Hoyos.

Otro cirujano entrenado por Hoyos es el doctor Sam Sukkar, cirujano plástico certificado por el American Board of Plastic Surgery, quien tiene su consultorio en Houston, Texas.

Este tipo de liposucción, de acuerdo con los cirujanos que la practican, reduce al mínimo el daño de los tejidos internos y por consiguiente se reduce el tiempo de recuperación, así como el dolor posterior al procedimiento.

Al mismo tiempo que define los músculos, esta técnica de liposucción tiene como resultado la apariencia de abdominales firmes, pectorales y brazos esculpidos y cinturas en forma de reloj de arena a las mujeres. Pueden trabajarse también los músculos de la espalda y las piernas.

“Todo depende de la forma del cuerpo de cada paciente, algunas veces se transplanta la grasa donde se necesita”, explica Pazmino. “Es importante tener buena piel para mejores resultados, el cirujano lo debe determinar para ver si la persona es un buen candidato para hacer el procedimiento”.

Además del ultrasonido, en la liposucción de alta definición se recurre al uso de cánulas especiales que, de acuerdo con los expertos, producen menos daños en los tejidos.

“En la lipo tradicional, que tiene unos 20 o 30 años de haberse creado, se usan cánulas con orificios grandes; en la de alta definición el tamaño de las cánulas se reduce a 2 o 3 tres milímetros, la mitad de la tradicional, y resulta menos invasiva ya que permite mayor control de las áreas de donde se extrae la grasa”, describe Pazmino.

Además, la máquina produce vibraciones de ultrasonido en una frecuencia que tiene la capacidad de romper la grasa sin afectar el tejido.

“Permite derretir los bolsillos de grasa y recogerlos en un lugar más superficial sin entrar tan profundo. Es como dejar caer los mangos del árbol sin arrancarlos”, compara.

Como resultado, de acuerdo con el cirujano, la apariencia de la piel después del procedimiento es más lisa y regular. Se corre, además, menos riesgo de dejar zonas adormecidas, como sucede con la tradicional, al no tocar nervios y venas.

De acuerdo al caso de cada paciente, el procedimiento se puede practicar con anestesia local, sedación o anestesia general. Un máximo de grasa que se puede extraer por intervención es cuatro a cinco litros.

“La extracción de una mayor cantidad de grasa requiere dos o más intervenciones con un tiempo de recuperación de por medio. Los excesos no son buenos, la piel se cae, hay que darle tiempo que se recupere para mejores resultados”, indica.

De acuerdo con el especialista, la lipoescultura de alta definición se la practican pacientes de 18 a 78 años de edad. Todo depende de su estado de salud y de la piel. Para una persona delgada el procedimiento puede empezar en los $4,000.

Pero, antes de decirse por este procedimiento es indispensable asegurarse de que quien lo practique sea un cirujano debidamente acreditado y con experiencia.

“En Estados Unidos, desafortunadamente hay doctores que tratan de practicar cirugía plástica, aunque no tengan el entrenamiento y la experiencia y esto puede ser muy peligroso para los pacientes”, dice Pazmino.

“Es de vital importancia que el paciente haga su tarea de averiguación y no solo se fijen en que su médico sea Board Certified, sino que sea Board Certified by the American Board of Plastic Surgery”, destacó.

El especialista sugiere dos páginas en la internet donde se puede realizar la búsqueda: ASAPS, American Society for Aesthetic Plastic Surgery, www.surgery.org y ASPS, American Society of Plastic Surgeons, www.plasticsurgery.org.• 

  Comentarios