Salud

El miedo a volar no debe obstaculizar sus planes de viaje

Los especialistas del BCM dicen que el problema puede tratarse con terapia cognitivo-conductual.

“Es natural sentir ansiedad ante situaciones que no podemos controlar, como volar, lo cual puede aumentar con la turbulencia, los ruidos y la sensación de encierro”, asegura la doctora Jessica Calleo, profesora asistente del Departamento de Psiquiatría en Menninger y ciencias del comportamiento en BCM, y psicóloga clínica investigativa del Centro Médico Michael E. DeBakey VA.

Calleo asegura que las personas que tienen miedo a volar a menudo piensan demasiado en la posibilidad de lo negativo, pese a que las probabilidades de que ocurra algo malo son muy bajas.

Las personas que evitan los viajes debido a su miedo a volar deben buscar un tratamiento que podría ayudarlas a disminuir estos temores, explica Calleo.

La terapia de conducta cognitiva ayuda a entender la relación entre pensamiento, comportamiento y emociones. Este enfoque puede ayudar a las personas a confrontar las ansiedades y eliminar algunos de esos pensamientos negativos.

La ventaja de la terapia cognitivo-conductual es que proporciona una medida individual con las directrices de cómo progresivamente enfrentarse a su ansiedad y miedos.

Calleo recomienda algunas de las principales tácticas de este enfoque.

El primer paso debe ser reconocer su ansiedad de volar y lo que le preocupa, dice la especialista. “Obtener información sobre los antecedentes de seguridad de la compañía aérea puede ser útil, especialmente en comparación con la seguridad durante los viajes en auto”, explica. “Trate de no dejarse llevar por el camino del pensamiento negativo; busque el aspecto realista y seguro de los viajes en avión”.

“Cuando vuele, piense en las cosas buenas de la situación, tales como las conversaciones que sostiene, una lectura o, lo que es más importante, en el motivo de su viaje”, dice Calleo.

La especialista advierte que tomar medicamentos contra la ansiedad, tales como Xanax, puede ser una solución temporal, pero a largo plazo no será tan eficaz como la terapia de comportamiento.• 

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios