Salud

Entrenamiento de ‘soldado’ en los parques de Miami-Dade

Entrenamiento físico y mental es la base de Troops for Fitness, Soldados por la aptitud física, un programa ideado en Miami para personas de bajos recursos que se extenderá a Los Angeles, Sacramento, Boston, Detroit y Honolulu este otoño. Su objetivo es ayudar a crear más oportunidades de actividades deportivas y bienestar físico en parques y expandir las oportunidades de empleo para los veteranos estadounidenses. Unas 7,000 personas de todas las edades han pasado por estos boot camps o entrenamientos militares en el condado de Miami-Dade.

A través de diversas disciplinas como natación, yoga, tai chi y zumba, entre otras, estos regimientos pretenden “transmitir a los participantes de todas las edades que en esta vida todo es posible y depende de cada uno de nosotros”, asegura la atleta paralímpica Laura Ortiz, instructora principal del programa Troops for Fitness en Miami. En la actualidad Ortiz se está entrenando también con el equipo de básquetbol en silla de ruedas Miami Health en preparación para los Juegos Paralímpicos Río 2016.

La Asociación Nacional de Recreación y Parques (NRPA) ha contratado a veteranos militares de EE.UU para dirigir clases de aptitud física al estilo de campos de entrenamiento. Se trata de “un programa que da trabajo a seis veteranos militares para impartir este tipo de clases a precios razonables, e incluso gratuitas, a las comunidades que más lo necesitan”, explica Ortiz, quien sufrió la amputación de una pierna por debajo de la rodilla después de haberse reintegrado a la vida civil.

Tras 11 años al servicio de la Guardia Nacional del Ejército de EE.UU y con dos medallas de oro y plata en las pruebas de pista de EE.UU., Ortiz participó en la creación de este original programa. “La idea es que puedan hacer diferentes cosas y que cada día puede ser diferente. Desarrollé el boot camp y las pruebas para ver cómo están de fortaleza, equilibrio, balance. De ahí surgieron los diferentes niveles para principiantes, el intermedio y el avanzado”, cuenta.

Al inicio lo más importante es “identificar la causa por la que necesitamos hacer ejercicio”, asegura la medallista paralímpica.

Hay clases para todas las edades a partir de 13 años y con todas las habilidades físicas. “Son seis semanas de inicio y, tras graduarse, hacen las pruebas para pasar al nivel intermedio, enfocándose en otras aéreas que queremos que mejoren. Tras graduarse hacen otras pruebas y si deciden continuar, entrar a otro programa”.

Los parques del condado Miami-Dade están equipados para hacer ejercicios permanentes. South Dade Park, Leisure Lakes Park, Goulds Park, North Trail Park, Deerwood Bonita Lakes Park, Martin Luther King, Jr. Memorial Park, Gwen Cherry Park y Tropical Park son los más utilizados para estos entrenamientos militares.

“Tenemos acceso a todas las zonas fijas”, cuenta Ortiz. “Muchos de estos parques están ubicados en lugares donde hay mucho crimen. La idea es que los niños puedan tener un área, un espacio libre. En estas zonas el Troops for Fitness es gratuito, aunque en general no son más de $5”, asegura.

La zona que más latinos concentra es North Trail Park. “Son gente que trabaja, pero de bajos recursos porque estamos en tiempos difíciles. Hay personas con sus propios negocios, que están laborando. Otros son de edad más avanzada, quizás con beneficios de alguna pensión, pero necesitan seguir trabajando”, cuenta.

Enhance Fitness Classes, para mantener activos a mayores de 55 años, es uno de los programas más demandados. “Muchos me comentan que se les olvida que están haciendo ejercicio porque se divierten a través de la música y los ejercicios que les presentamos”, expresa.

Otro programa con éxito es el dirigido a niños de todas las edades, Fit2Play, después del colegio y fuera de la escuela. “El sistema de parques se encarga de recoger al niño de la escuela, y lo traen para hacer actividad física. Se trata de un programa físico de 45 minutos después de la escuela. Es para todas las edades y lo tienen todos los parques del condado”.

Ortiz asegura que la mayoría de los asistentes a los entrenamientos militares “acaban sorprendidos al bajar 10 libras o al dejar de depender de tantas medicinas. No tenían confianza en ellos mismos, algunos pensaban que no iban a superar una clase. Al final, algunos fueron para la clases de las 8 y se quedaron también a las de las 10. Se sorprenden de su propia fuerza, de su propia voluntad. Quizás es lo que necesitan para empezar a correr un maratón o hacer un triatlón”, apunta.

Para los interesados en acudir a los regimientos Troops for Fitness en Miami, Ortiz aconseja “empezar haciendo una clase o comenzar caminando para que nosotros podamos identificar qué es lo que más le gusta. También puede acudir a un médico para que le indique algún tipo de ejercicio o grupo. Averigüe las clases que tiene cerca en sus parques, decida los días y las horas, compre unos tenis, algo de beber y tenga una actitud abierta a hacer diferentes cosas”, concluye. • 

Para más información, www.nrpa.org, contraseña troops for fitness.

  Comentarios