Monir al-Sharqi camina hacia su cama después de que las enfermeras le cambiaron los vendajes en sus quemaduras en el Hospital General Marib en Yemen, el 2 de julio de 2018. Sus familiares sospechan que fue detenido y torturado por los rebeldes hutíes debido a su activismo político en el pasado.
Monir al-Sharqi camina hacia su cama después de que las enfermeras le cambiaron los vendajes en sus quemaduras en el Hospital General Marib en Yemen, el 2 de julio de 2018. Sus familiares sospechan que fue detenido y torturado por los rebeldes hutíes debido a su activismo político en el pasado. Nariman El-Mofty AP Foto
Monir al-Sharqi camina hacia su cama después de que las enfermeras le cambiaron los vendajes en sus quemaduras en el Hospital General Marib en Yemen, el 2 de julio de 2018. Sus familiares sospechan que fue detenido y torturado por los rebeldes hutíes debido a su activismo político en el pasado. Nariman El-Mofty AP Foto