Salud

La selva de Yucatán, cultura del cuerpo y de la mente

Ejercicios frente a las pirámides.
Ejercicios frente a las pirámides. Nityananda Center

Mente sana en cuerpo sano, ‘Mens sana in corpore sano’, un modo de pensar que nació en la Grecia clásica y luego fue adoptado por los latinos y reflejado en los versos de Juvenal: ‘Orandum est ut sit mens sana in corpore sano’ (Se debe orar para que se nos conceda una mente sana en un cuerpo sano). Pero, por lo regular, solo buscamos uno de estos aspectos. No tenemos tiempo para más, es el pretexto.

Pero Ana y Chet Alexander, del Nityananda Center, en Coconut Grove, organizan todos los años retiros fuera de Miami donde ambos aspectos del buen vivir se unen. En abril realizaron el festival Discover Life Force, para unir a las varias culturas étnicas de Miami aquí mismo en esta ciudad.

Esta vez van a otra cultura ancestral, del 28 de julio al 7 de agosto, a un sitio con historia espiritual. Se van en un viaje de sanación mental y relajamiento, visitando las pirámides de los mayas con un guía verdaderamente maya. La directora del Centro nos explica el porqué.

“La civilización Maya ha sido una de las más avanzadas tecnológica y astronómicamente. Meditar y ejercitar en sitios arqueológicos donde los antiguos vivían y descubrían el mundo intelectual y espiritual, no es solo inspirador, también contiene poder”, afirma Ana. “Sitios como Chichen Itzá, Aké, Tulum y Mayapán son algunos de los más poderosos de la Tierra donde ir a aprender y crecer como ser humano”.

Como ya se sabe en el mundo occidental la meditación implica debate, dialéctica, hipótesis, tesis. Pero la meditación que viene de la India y otros sitios antiguos lleva a todo lo contrario, el vaciamiento de la mente, la relajación.

“La meditación da salud emocional; es útil en todos los ámbitos de la vida, la familia, las relaciones, el bienestar físico y el trabajo”, cuenta la maestra. “Esta meditación de sanación nos va a conectar con nuestro potencial interior y el poder curativo de la naturaleza. Imagínate un proceso simple que energiza y te sana a ti y a tu familia”.

Ellos enseñan además el yoga suryam, que dicen es muy moderado, y ayuda a liberar los bloqueos del cuerpo. Se inspiraron en un gurú de la India llamado Nityananda, que es el nombre que le dieron al Centro de Miami. También practican el Chi Gong, una forma de ejercicio chino muy antiguo que se enfoca específicamente en desarrollar y despertar la energía inmanente en el cuerpo humano, balanceando los órganos internos. En Miami y en Yucatán dan clases de artes marciales, que en opinión de Ana son una danza, si no se ve el aspecto de la lucha que va inscrito en ellas. “Es lo duro dentro de lo suave, con los movimientos de una danza hermosa”, subraya.

Pero disfrutarán también de la naturaleza en Yucatán. Por ejemplo, en los cenotes. “El agua sagrada y cristalina de los cenotes tiene poderes curativos para la salud física y espiritual”, explica Ana. “Estos cenotes están bajo tierra, en cuevas que cubren la luz del sol por lo que hacen que el agua se vea de un color azul profundo. El agua es limpia y clara, ya que todos los cenotes de la península están conectados entre sí, creando un constante fluido que limpia las aguas”.

También pasearán por los senderos, lejos de las ciudades, lo que reduce la fatiga mental y el estrés. “Pasar unos minutos al día en un bosque o una jungla también reduce los sentimientos negativos. Por eso las caminatas diarias en la jungla tienen beneficios terapéuticos, tanto mental como emocionalmente”, comenta la directora. “La paz y el silencio que se percibe en lugares naturales son magnificados en la selva de Yucatán, donde no hay carteles con publicidades, ni tráfico, donde la belleza del entorno natural, el aire puro y la densa vegetación invitan a la relajación”.

Y en tercer lugar acudirán a las cuevas. “Eran utilizadas por los antiguos mayas como forma de purificación”, puntualiza la directora. La filosofía de los mayas les llevaba a creer que estas cuevas representaban el inframundo, cuevas como las Grutas de Loltún, implicaban un viaje purificador, que invitaba al renacer.

Este es un retiro, en definitiva, que no es de una religión determinada, sino de una filosofía de vida para inspirar el alma y sanar el cuerpo. Es yoga frente a las pirámides, caminatas, comida sana, y sin el bullicio de la ciudad, lo que promete un regreso lleno de salud física y mental.

olconnor@bellsouth.net

Retiro en Yucatán: 28 de julio al 7 de agosto (y otro retiro en octubre). 786-333-1557. Nityananda http://center.com/ En Miami, Ana & Chet Alexander, Nityananda Center, Yoga, Kung Fu y más.786-333-1557. 2829 Bird Ave. Suite 10, Coconut Grove, FL, 33133 www.NityanandaCenter.com. El website del retiro: http://www.nityanandacenter.com/yucatan-retreat.html

  Comentarios