Viajes

Cinecittá: un viaje al cine italiano

Fachada exterior de Cinecittá.
Fachada exterior de Cinecittá. Cinecittá

Un foro romano de dos hectáreas de la época del emperador Julio César compuesto por varios templos, rodeados de columnas clásicas, una gran basílica y un arco como el de Augusto, presencia batallas, competiciones y escenas de amor a las afueras de la capital italiana.

Se trata de un escenario construido en madera y fibra de vidrio en los estudios cinematográficos de Cinecittá, un complejo dedicado al séptimo arte donde, durante las últimas siete décadas, se han rodado más de 3,000 producciones, 43 de ellas ganadoras del Óscar y que puede ser visitado si usted es amante del cine y está de paseo en Italia.

UNA PISCINA DE 7,000 METROS CUADRADOS

La reconstrucción de la Antigua Roma, con edificios civiles y religiosos y un barrio popular con casas de campesinos y negocios de artesanos, creada para la serie estadounidense Roma (2007), es uno de los cuatro grandes escenarios del estudio de cine más grande de Europa y segundo del mundo, solo por detrás de Hollywood.

A él se unen una reconstrucción de Broadway, donde Martin Scorsese rodó Gangs of New York (2002), una recreación de la Florencia del Renacimiento y un Templo de Jerusalén, que aparecerá Christ the Lord, de Cyrus Nowrasteh.

Cinecittá se presenta como una “fábrica de sueños”, un lugar único que hace posible trasladarse del Foro Romano a las calles de Florencia, a los bares de Broadway o al santuario de Jerusalén en apenas unos minutos.

Los estudios romanos incluyen también 65 edificios, 22 platós, 300 camerinos y oficinas, 21 salas de maquillaje y una piscina de 7,000 metros cuadrados, ideal para las escenas en alta mar.

La idea de “construir la ciudad más grande del cine en Europa” fue de Luigi Freddi, el jefe de la Dirección General para la Cinematografía durante la dictadura de Benito Mussolini, un tiempo que aún evidencia la puerta de estilo fascista que abre Cinecittá.

Precisamente fue Mussolini quien inauguró los estudios, el 28 de abril de 1937, con la idea de dar un nuevo impulso al cine italiano y fomentar así su propaganda, siguiendo la idea de que “el cine es el arma más fuerte”.

LOS DORADOS AÑOS CINCUENTA

La época dorada de los estudios llegó en los años cincuenta, con el aterrizaje de los directores americanos, atraídos por el bajo coste de rodar en ellos y por la creatividad italiana.

Nació entonces el nombre de “la Hollywood del Tíber”, gracias a filmes como Vacaciones en Roma (1953), Tre soldi nella fontana (1954), Quo Vadis? (1951, Ben Hur (1959) o Cleopatra (1963).

Con las grandes producciones estadounidense nació el “divismo” en la capital italiana, punto de encuentro de actores internacionales como Gregory Peck, Rock Hudson, Charlton Heston, Clark Gable, Jennifer Jones, Errol Flynn, Kirk Douglas o Ava Gardner.

Esta época vio cómo celebridades locales como Sophia Loren, Gina Lollobrigida o Lucia Bosé se entremezclaban con actrices de fama internacional como Audrey Hepburn o Elizabeth Taylor.

Pero si un nombre se identifica con Cinecittá, es el del maestro Federico Fellini, director de La Dolce Vita y quien rodó casi todas sus producciones en el "Estudio 5", lugar que acogió la capilla ardiente del director en 1993.

Quien un día definió Cinecittá como su casa, hoy dispone de una sala en exclusiva dedicada a recordar su trabajo, algo no alejado de la realidad, porque el director tuvo su propio apartamento en los estudios para alojarse durante el rodaje de sus películas.

Con el éxito de La Dolce Vita, Fellini hizo nacer el término paparazzi, en referencia al protagonista principal, el fotógrafo Paparazzo, interpretado por el actor italiano Walter Santesso.

Fue también en Cinecittá donde Fellini convirtió en sueño de muchos darse un baño en la Fontana di Trevi, una fantasía irrealizable también para la propia actriz, puesto que la escena se rodó en una copia recreada en el "Estudio 5".

Cuando Roma era el centro del cine europeo, los estudios fueron el escenario del flechazo entre Elizabeth Taylor y su gran amor Richard Burton, que surgió durante el rodaje de Cleopatra.

Escenas de amor que también protagonizaron los actores Audrey Hepburn y Mel Ferrer, quienes pasaron una semana de su luna de miel en 1954 en los mismos estudios, donde él rodaba La Madre.

GRANDES PRODUCCIONES

Tras el apogeo de los años 50 y 60, Cinecittá ha ido perdiendo brillo y atractivo, hasta llegar a la privatización en 1997 y sucederse las protestas de sus trabajadores contra el plan industrial aprobado en 2012, que contempla externalizaciones y la construcción de hoteles y de un parque temático.

Sin embargo, en los últimos años, en sus entrañas se siguieron rodando producciones internacionales como El padrino III (1990), Gangs of New York,(2002), Ocean's Twelve (2004) o Nine (2009)”, además de las de firma italiana.

Actualmente, son 5,000 los profesionales –creadores de vestuario, maquilladores, peluqueros y expertos en efectos especiales, entre otros– que trabajan en los estudios, que pueden ser visitados por el público y acogen una exposición dedicada a su propia historia.

  Comentarios