Ana Remos

La cónsul de España Cristina Barrios termina, pero se queda en Miami. La sucede Cándido Creis.

Este 31 de julio terminó su cargo como cónsul general de España en Miami la embajadora (Miami ha tenido siempre, hasta ahora, categoría de "embajada" en la diplomacia española) Cristina Barrios Almanzor, nacida en San Sebastián y primera mujer en desempeñar ese cargo, al que se incorporó oficialmente el 1 de agosto del 2010. Considerada una extraordinaria profesional entre sus colegas y superiores, Barrios fue antes de llegar a Miami Jefa de Protocolo con Felipe González, embajadora en Estocolmo de 1998 al 2003 con el gobierno de Aznar y embajadora de España en México después. Del 2008 al 2010 se ocupó del departamento de cambio climático y de una misión especial para la reconstrucción de Haití.

Un currículum impactante que explica, tal vez, la maravillosa labor que ha hecho en nuestra ciudad durante estos cinco años. Sincera, cercana y con un marcado sentido del humor, Cristina ha sabido ganarse el corazón y el respeto no sólo de la colonia española, sino de los numerosos amigos hispanos y americanos que ha hecho aquí. Las puertas de su casa –le hermosa residencia consular española en Coral Gables que perteneciese un día a Desi y Lucy Arnaz- han estado siempre abiertas a cuanto español haya necesitado presentarse en la comunidad y abrir puertas y a cuanta persona, de cualquier nacionalidad, que haya necesitado un consejo inteligente o una conversación de calidad.

Durante su desempeño en Miami, la cónsul ha recibido a la reina Doña Sofía, que vino a inaugurar el Centro Cultural Español en octubre del 2011, y a los entonces príncipes de Asturias Don Felipe y Doña Letizia, que asistieron a la Feria Internacional del Libro dedicada a España en el 2013. Ha preparado además la próxima venida a San Agustín de ambos, ya Reyes de España, para la conmemoración en septiembre de los 450 años del nacimiento de esta primera ciudad norteamericana, fundada por el español Menéndez de Avilés. También le ha tocado vivir una época especialmente activa a nivel consular, ya que la crisis española ha provocado la llegada de un gran número de profesionales a los que ella ha recibido y apoyado en el comienzo de sus nuevas vidas y empresas aquí. Por otro lado, su pasión por la cultura la ha hecho volcarse en un abanico de actividades e iniciativas innumerables que no sólo han presentado y promocionado artistas o intelectuales españoles, sino iberoamericanos.

Tanto le ha gustado a Cristina Barrios su experiencia miamense que, concluido su término en el consulado, se quedará en nuestra ciudad (donde ya tiene un precioso apartamento con vista al mar) para poder seguir dedicándose a actividades culturales. La sucederá en su cargo Cándido Creis Estrada, Jefe de Protocolo de la Casa del Rey desde el 2011 hasta finales del año pasado. El nuevo cónsul, que cumplirá este próximo 6 de agosto 50 años, viene acompañado de su esposa madrileña Carla Cavero, y de sus dos hijos adolescentes.

  Comentarios