Giovanna Huyke

¿Qué pasó con las resoluciones?

Todos los años repetimos nuestros comentarios sobre el nuevo añs y, por supuesto, las resoluciones. Me pregunto cuántas ya resoluciones hemos dejado de cumplir en estos primeros días del 2014. No se supone que estos propósitos sean para cambiar de raíz algo que no nos gusta ni un simple ejercicio mental de lo que quisiéramos lograr. No importa la visión que tengamos, la realidad es que las resoluciones son parte de nuestro proceso mental en la transición de un año a otro. Algunas de ellas, por supuesto, tienen que que ver con la cocina. Las más populares podrían ser comer productos más saludables, bajar de peso, eliminar las frituras, cocinar más en casa o seguir tal o cual dieta. Yo propongo este año una sola resolución general de disfrutar mi trabajo, mi salud y mi prosperidad, una forma de decir que cuidaremos de nuestra salud sin excesos porque es la única forma de disfrutar. Así que no quitemos el gozo a la cocina ya que esta no tiene que ser nuestra enemiga sino nuestra aliada. ¡A cocinar!• 

  Comentarios