La Dra. Isabel

Puedes dar amor y comprensión a tus hijos, sin sentimientos de culpabilidad

‘Busca ayuda profesional para poder procesar tanto dolor causado por el abuso; debes aprender a amarte a ti misma’.
‘Busca ayuda profesional para poder procesar tanto dolor causado por el abuso; debes aprender a amarte a ti misma’. MCT

Hola, doctora Isabel:

Mis padres se divorciaron cuando yo tenía entre cuatro y cinco años. A los pocos meses, mi madre se comprometió con otro señor, me quitó mi nombre y apellido me hizo llamarlo papá. Entonces, un primo abusó sexualmente de mí y mi abuela paterna no me hizo caso. Ya había sufrido abuso sexual por un tío y un primo por parte de madre; tenía 6 o 7 años. Y fui violada por tercera vez a los nueve años. Mi madre me dejó con esa familia que abusaba física verbal y emocionalmente. Logré escapar y fui a dar a la casa de ese tío que abusó de mí a los 3 o 4 años, allí fui como la sirvienta.

Mi madre regresó, ella siempre fue abusiva conmigo física, verbal y mentalmente. Justo antes de los 12 ella regresó a Estados Unidos y me dejó a sus hijas de cinco y tres años. Eso fue en 1988. A fines de los 90 ella regresó y siguió siendo abusiva conmigo. En el 93 ella regresó a Estados Unidos con sus hijas y me dejó con mi padrastro. Con 17 años, terminé la secundaria, hice una carrera de secretaria pero emigré a Estados Unidos en agosto de 1994; en marzo de 1995 conocí al papá de mis hijos para finales de ese año me casé sin quererlo pero me había entregado a él y mi abuela paterna me inculcó sus ideas. En 1998 nació mi hija; en el 2001, mi segundo hijo, no quería más, pero aun tomando anticonceptivos surgió un tercer embarazo. En el 2004 ya tenía problemas con el padre de mis hijos pero ahí seguí; no quería darles un padrastro a mis hijos, no quería medios hermanos para mis hijos. Me divorcié en el 2014. En abril de este año, mis hijos regresaron con su papá, mi hija sale mañana hacia la universidad.

Muchas gracias.

Hola, amiga:

Tu vida es un relato de abandono físico y abuso mental, sexual y de toda clase. Ahora estás pasando por el abandono de tus hijos y de tu hija, que aunque se va a la universidad, te hace sentir una soledad comparada a la que viviste de niña.

¿Qué hacer? Primero busca ayuda profesional para poder procesar tanto dolor causado por el abuso. Debes aprender a amarte a ti misma: es una de las metas que debes lograr. No pienses que tu niñez fue tu culpa, los adultos de tu vida no te ofrecieron un mundo protector sino uno que te causó dudas, y temor a todo.

Pero me doy cuenta de que eres una mujer fuerte, que siguió estudiando y te preparaste para ganarte honradamente la vida.

Tienes además dos hijos, uno de 15 y el otro de 12 años. No los abandones, si no van a vivir contigo, no dejes de establecer una relación con ellos. Tu derecho de madre no lo delegues. Son tus hijos, y puedes empezar a tener una relación con ellos diferente a la que tenías, pueda que sea muy positiva para ti.

Buscando quien te diera alguna seguridad, te uniste a un hombre con el que posiblemente no tuviste una conexión emocional. Muchas veces ocurre que, cuando se tiene una niñez sin seguridad emocional, ni amor filial, piensas que el amor no puede llegar a ti.

Tú puedes darles amor y comprensión a tus hijos, sin sentimientos de culpabilidad. Lo lograrás, recuerda que tus hijos son tu reflejo, mientras más compartas con ellos, positivamente más paz encontrarás en tu alma.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios