La Dra. Isabel

No hay ‘recetas’ para superar un divorcio, mucho menos para un matrimonio de 28 años

Únete a la naturaleza, haz ejercicio, ve al cine, participa en talleres de ayuda personal.
Únete a la naturaleza, haz ejercicio, ve al cine, participa en talleres de ayuda personal. Para the Miami Herald

Hola, doctora Isabel:

Bendiciones. Quiero que me dé un poco de fortaleza para seguir adelante. Estoy pasando por un divorcio. Después de 28 años de casada, no pude aguantar más engaño e injusticia. Muchas gracias, doctora.

Querida amiga:

No hay “recetas’’ para superar un divorcio, sobre todo después de una relación de 28 años. Al igual que no todos los matrimonios son iguales, no todos los divorcios son iguales. Es realmente doloroso, pues hay lazos que unen mucho más que los afectivos. Hay una historia de familia y, en 28 años, hay una red que une, ya sea en lo económico, lo social, los hijos, inclusive en los dolores que puedas haber pasado en esta unión.

Me dices que hubo engaños e injusticias, pues comienza por reconocer y abrazar la posibilidad de una vida mejor, quizás no como te lo imaginabas cuando comenzaron, pero es tu oportunidad de comenzar una nueva vida, una vida sin engaños.

Ahora es el momento de preguntarte qué quieres hacer con tu vida. Puedes planear tu vida como una mujer independiente y tomar las riendas. Esta es una oportunidad de crecimiento para ti, te vas a enfrentar a una experiencia nueva, un desafío, sin duda, pero son tus decisiones, y si lo haces bien no habrá injusticias porque tú determinas cómo va a ser este nuevo capítulo de tu vida.

Comienza por no sentirte víctima, como veo que te has sentido en estos 28 años. No vas a culpar a nadie, pues tú eres responsable de tus decisiones de aquí en adelante. Todo lo que hagas va a ser un regalo de aprendizaje y te va a fortalecer.

Creo que esos 28 años fueron tus años de aprendizaje, ahora comienza a ver tu vida desde otro punto de vista. Tu futuro está en tus manos, o decides llorar y permanecer en un estado de dolor, o avanzas en dirección a tu propia felicidad.

¿Cómo hacerlo? Pues comienza por escribir todas las razones por las que sientes dolor y resentimiento, todas esas emociones negativas. Escribe y, como digo en la radio, quema ese papel con todo ese dolor! Si no te gusta el fuego, rompe los papeles en pedacitos y tíralos al mar.

Lo segundo, es llegar a poder perdonar y pedir perdón. No tienes que hacerlo en persona. Me dirás “yo pedir perdón?” ¿Por qué si él…? Mira, tú sabes bien que como mujer, además de enumerar todo lo bueno y los sacrificios que hiciste en beneficio de él, comienzas a mirar lo que pudiste hacer y no hiciste, ¿no es cierto? Pues pide perdón por eso, en silencio. Y también perdónalo, te tomará un tiempo, pero lo lograrás.

Tienes que perdonar desde el corazón. Claro que muchos dicen “ya yo perdoné, pero no he podido olvidar”. Sabes, cuando alguien dice eso, quiere decir que realmente no ha perdonado.

Sé que en este proceso puedes sentir miedo, miedo a lo nuevo, miedo al cambio, a lo desconocido. Es esa incertidumbre de no saber lo que va a pasar. Puede ser señal de tu inseguridad. ¿Te sientes sola? Nunca estarás sola, si te sientes conectada con otros, con tus hijos, tus amistades, quizás sean menos, pero si tienes un grupo, eso te ayudará a superar esta etapa.

Toma un curso, algo que siempre has querido hacer, únete a la naturaleza, haz ejercicio, ve al cine, participa en talleres de ayuda personal.

Hemos venido a esta tierra para compartir momentos felices y no tan felices. Pero, ahora no estás sola, aprende que tú eres un ser maravilloso, que está abriendo sus alas. Que Dios te acompañe en esta jornada.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios