La Dra. Isabel

Si asistes a los programas de Al-Anon, eso te ayudará a saber cómo lo puedes tratar

Hola, doctora Isabel:

Estoy desesperada, pues mi hijo de 27 años todo lo que hace es beber. Llega del trabajo, y se pone a tomar hasta que se queda dormido. Estoy luchando con su alcoholismo desde que tiene 16 años. Yo trabajo mucho, y siempre lo he tenido que buscar pues hasta hace poco, se iba a los bares. Él trabaja, pero no tiene carro, pues no creo que pueda sacar la licencia de manejar. Cuando era pequeño en Cuba, lo llevé a varios psicólogos, pues sabía que él tenía algo, pero ninguno le dio diagnóstico. Después vine para acá, no tuvo éxito en la escuela, y la dejó en el 11 grado. En aquella época estaba en malos pasos, con los amigos, con alcohol y drogas.

Mi poco consuelo es que ahora él llega de trabajar, bebe y se duerme. Creo que algunas veces hay de “lo otro” pero está en casa. Su hermano mayor se fue, pues no resiste las peleas ni lo que su hermano hace y su hermana también sufre. No lo he puesto en un hospital, pues hasta fui a la corte, porque no quiero que pierda su trabajo.

Hola, madre preocupada:

¡Cuánto estás sufriendo! Una madre nunca abandona a su hijo, pero es obvio que tu instinto nunca te falló. Quizás tu hijo tiene problemas mentales, cuáles no sé, pues para eso tenemos que ver cómo lo pudiéramos diagnosticar, pero para diagnosticarlo tenemos que limpiarlo del alcohol y de todo. Y sí, tendrá que perder el trabajo, al menos que le permitan irse a un programa de al menos 30 días para que se pueda saber cuál será el tratamiento a seguir.

Al menos, no está en la calle, es verdad. Pero es muy joven, y si lo está haciendo como dices todos los días y solo, es una sentencia de muerte. Primero, quiero recomendarte que asistas a los programas de Al-Anon, aquí en la ciudad donde vives. Te ayudará a saber cómo lo puedes tratar, su hermana debería de ir contigo.

No trates de convencerlo de que deje el alcohol, no te escuchará. Debes comprender que las ganas de seguir consumiendo alcohol y drogas son más fuertes que tus regaños y llantos. La mayoría piensa y dicen que él lo puede dejar cuando quiera.

Hay ciertos consejos que te voy a dar. Dile que tú has averiguado lo dañino que es lo está consumiendo. Es importante que, cuando hables con él, no esté tomado; por lo general en las mañanas será mejor. Sin ofenderlo, dile que él tiene una enfermedad, pero que tiene que cooperar, que nadie lo puede hacer solo. Dile que crees que el quizás tenga un problema emocional, como una depresión, que lo ha llevado a usar drogas.

Busca ayuda, como por ejemplo con los 12 pasos de AA serían conveniente, pero para poderlo ayudar con su estado emocional, no puede beber por un tiempo.

Hay muchos buenos salones de AA en tu área, busca uno que esté bien cerca de tu casa, y así no tendrá excusa. Cuando asistas a Al-Anon, muchos de los que van a ese programa, puede que tengan un hijo, o familiar que ya esté en el AA programa y lo puedan ir a buscar a tu casa. Parte de la labor de los 12 pasos es dejar el alcohol, pero también ayudar a aquellos que están como tu hijo. Llama a los números que se te dieron.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios